Familia y Sociedad

Violencia doméstica

[fa icon="calendar"] 5/09/16 9:10 / por Bernardo Sosa


Familia y sociedad Cátedra Carlos LlanoLa violencia es algo que parece estar en cada noticiero con el que tenemos contacto, la violencia en el ámbito familiar es una de las más frecuentes. Es necesario que se prevenga y que se castigue. Además, es importante tener en cuenta que la familia debe ser un resguardo de paz que compense las contrariedades de “la calle” y no una trinchera violenta.


¿Qué es la violencia familiar?

La Organización Mundial de la Salud define la violencia como: “El uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho o como amenaza, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones”[1].

Existen varios tipos de violencia, la familiar es una de ellas. Esta consiste, principalmente, en agresiones contra la pareja o los hijos. Las mujeres son las principales víctimas de este tipo de agresión.

Aunque la familia sea, muchas veces, el lugar ideal para escapar de las amenazas de la “calle”; existen muchos casos en los que la violencia nace y se desarrolla en el hogar.

En mi opinión existen diversos factores que causan la violencia familiar:

  • El machismo es uno de ellos, la falsa creencia de que la mujer es inferior al hombre provoca situaciones y actitudes que desembocan en agresiones físicas, psicológicas y verbales.
  • Otros factores, según la OMS, son: “bajo nivel de instrucción, maltrato infantil o haber estado expuesto a escenas de violencia en la familia, el uso nocivo de alcohol, actitudes de aceptación de la violencia y las desigualdades de género[2].

1 de cada 3 mujeres (35%) en el mundo, han sufrido violencia familiar” según este organismo internacional[3]. La pareja es la principal responsable de esta agresión, desde luego siempre habrá casos en los que los hijos abusen de sus padres y viceversa.

Otro grupo en situación de vulnerabilidad son los ancianos, las agresiones contra estos no necesariamente son físicas. La situación de abandono y exclusión del ámbito laboral y productivo hacen que el anciano se aísle y caiga en un profundo estado de soledad y depresión. Los asilos están llenos de ancianos con “enfermedades del olvido”, causadas –entre otras cosas- por la sensación de que nadie quiere saber nada de ellos.

Existen otros grupos en situación de violencia doméstica, sin embargo pienso que el común denominador de esta agresión reside en el olvido del significado de la persona humana. Cuando las personas aprendan a mirar a los otros no como objetos sino como entes absolutos, dotados de dignidad, este problema disminuirá notablemente.

¿Cómo prevenir la violencia familiar?

Ya expuse que significa la violencia familiar, ahora trataré brevemente cómo se puede prevenir.

Según la Organización Mundial de la Salud “la promulgación de leyes y formación de políticas que protejan a la mujer, combatan su discriminación, fomenten la igualdad de género y ayuden a adoptar normas culturales más pacíficas[4] son estrategias mediante las cuales se puede evitar este tipo de violencia, misma que destruye muchas familias y deja una profunda cicatriz en la sociedad.

Quizá se pueda decir que el avance y la autonomía en la situación laboral y económica de la mujer, permitan que la violencia doméstica pueda ser atendida de manera más adecuada y así reducirse. Me parece necesario reconocer que el hecho de que la mujer, durante mucho tiempo y también hoy en día, haya dependido y dependa económicamente del varón hace propicio que este abuse de ella desde múltiples ámbitos, dejando a esta indefensa.

Pero quizá las leyes y la políticas públicas no sean suficientes, lo que se requiere es un cambio de paradigma, se requiere reflexión e inteligencia para dejar atrás viejas prácticas que tanto han dañado a las mujeres, a los ancianos, a los niños y también a los hombres.

Ser críticos con los paradigmas erróneos y con los condicionamientos sociales es el primer paso para reducir y eliminar la violencia familiar.

 Ebook Libertad y Educación Cátedra Carlos Llano

[1] http://www.uv.mx/psicologia/files/2014/11/Violencia-y-Salud-Mental-OMS.pdf.

[2] http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs239/es/.

[3] Id.

[4] http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs239/es/

Topics: Violencia, Familia

Bernardo Sosa

Escrito por Bernardo Sosa

Bernardo Sosa Iñigo es Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana. Además, estudió el programa Introducción a Dirección de Empresa (IDE) y el curso Finanzas para no financieros en la Universidad Panamericana. Trabajó dos años como asistente académico del Dr. Héctor Zagal y actualmente se encuentra trabajando como asistente del Director de la Cátedra Carlos Llano UP-IPADE, y como director de contenidos de la página web.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes