Familia y Sociedad

Carlos Llano y la responsabilidad

[fa icon="calendar"] 26/12/16 7:00 / por Bernardo Sosa


Cátedra Carlos Llano UP-IPADELa responsabilidad es una de las claves más importantes para que una sociedad crezca y se desarrolle. En la medida en la que cada uno de nosotros sepamos responder correctamente por nuestras acciones y no culpar a los demás, mejoraremos y seremos más funcionales y exitosos.

¿Qué es Responsabilidad?

La responsabilidad es una propiedad inherente a la libertad. Hemos dicho que el hombre es libre porque hay una discontinuidad entre los estímulos que le apremian, y las respuestas con que a ellos reacciona. Esto significa que la conducta del hombre no es una prolongación de las circunstancias de su entorno, sino que arranca propiamente de sí mismo”. (Llano Carlos, Dilemas éticos de la empresa contemporánea, FCE, 1997,p.271)

Podemos decir, quizás de manera más simple, que la responsabilidad según este filósofo mexicano, fundador del IPADE y de la UP, consiste en hacernos cargo de nuestra propia vida. ¿Se imaginan cómo sería este mundo si cada uno de nosotros nos hiciéramos cargo de nuestros actos y literalmente respondiéramos por ellos?

Me parece que el primer cambio que veríamos sería una sociedad más funcional, me explico:

Cada uno de nosotros tenemos una responsabilidad en cada área de nuestra vida de acuerdo a los dones que se nos dieron y a las virtudes que nosotros mismos hemos forjado. Como hijos, padres, hermanos, amigos, compañeros, ciudadanos, gerentes o directores, tenemos la tarea de llevar a cabo ciertas acciones diariamente.

Dichas acciones mantienen un orden y una funcionalidad que permiten que cualquier sociedad pueda vivir en armonía. Sin embargo, siempre tendremos la libertad de poder actuar con responsabilidad o no hacerlo. Si no existiera esta opción, esté mundo sería perfecto, pues no cabría la posibilidad de error, estaríamos previamente determinados.

Tipos de responsabilidad

Según el Dr. Carlos Llano Cifuentes, existen cuatro tipos de responsabilidad:

1.- Responsabilidad consecuente: cuando me responsabilizo por las consecuencias de mis actos. Ejemplo: Rompo un utensilio de vidrio en una tienda y en vez de hacerme “pato”, lo pago.

2.- Responsabilidad antecedente: cuando me responsabilizo por los principio de mi acción:

Ejemplo: Si sé que tomaré alcohol en la fiesta, me voy en taxi y dejo mi carro.

3.- Responsabilidad congruente: cuando existe una “igualdad” entre lo que pienso y lo que hago.

Ejemplo: Si soy un cardiólogo, fumar sería incongruente.

4.- Responsabilidad trascendente: cumplir la misión a la que, con mi vida, he sido destinado (Llano Carlos, Dilemas éticos de la empresa contemporánea, FCE, 1997, p.273)

Ejemplo: Servir a los demás a través de mi profesión como meta principal.

Irresponsabilidad

Carlos Llano describe la irresponsabilidad de la siguiente manera: “El hombre ha de ser responsable de la sociedad en la que vive: el animal, por principio, no puede ser responsable de nada. No se puede decir que una serpiente es responsable de la muerte de su víctima, ni un oso de la que él causó. Pero sí se podría decir que la víctima es tal vez irresponsable al no tomar precauciones para defenderse de animales que son, insistimos, por definición, irresponsables”. (Llano Carlos, Dilemas éticos de la empresa contemporánea, FCE, 1997, p.272)

De esta descripción podemos resaltar que la irresponsabilidad afecta, en primer lugar y de manera  directa a la propia persona, puesto que los actos libres tienen su principio y su final próximo en la propia persona.

La irresponsabilidad causa múltiples problemas en la estabilidad y la armonía de la sociedad, sin embargo muchas veces se nos olvida lo obvio: ¿cómo le pedimos a una persona que se responsabilice de las decisiones que se toman en su colonia, delegación, estado y país, si no se ha responsabilizado de sus propios actos?

Recordemos que todo cambio inicia por la propia persona, ella es la que debe de responder primero ante sí misma y luego ante los demás por las acciones de sus actos. También podemos pensar que eso es utópico, pero piensen: ¿Por qué hay países de “primer mundo” y otros de “tercer mundo”, según los estándares económicos y sociales?

Son múltiples los factores que determinan la respuesta a esta pregunta, pero considero que uno de los más importantes es la responsabilidad que la mayoría de los ciudadanos tiene sobre sus propias vidas.


Breve reflexión

¿Eres responsable de las decisiones que tomas?

Recuerda que mientras cada uno de nosotros haga lo que tiene que hacer y se concentre en responder de una manera adecuada y efectiva sobre su propia vida, trabajo y familia, este mundo y este país crecerán económica, social y políticamente. Mientras no se actúe así y nos mantengamos constantemente pagando los errores de los demás y evadiendo los propios, no existe forma de que este país y su sociedad salgan adelante, por más leyes que se elaboren.

 

Descarga el siguiente e-book del Dr. Carlos Llano UP-IPADE:

 

New Call-to-action

 

 

 

Bernardo Sosa

Escrito por Bernardo Sosa

Bernardo Sosa Iñigo es Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana. Además, estudió el programa Introducción a Dirección de Empresa (IDE) y el curso Finanzas para no financieros en la Universidad Panamericana. Trabajó dos años como asistente académico del Dr. Héctor Zagal y actualmente se encuentra trabajando como asistente del Director de la Cátedra Carlos Llano UP-IPADE, y como director de contenidos de la página web.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes