Familia y Sociedad

El heroísmo de la familia

[fa icon="calendar"] 4/09/17 13:37 / por Ricardo Murcio

heroismo_famiilia.jpg
Los héroes tienen familia… los villanos no, por eso caen.

En la cultura occidental, la familia compuesta por padre-madre-hijos ha sido el eje sobre el cual se construye la sociedad desde que se estableció como núcleo antropológico, pero no siempre fue así. Las distintas necesidades y niveles de desarrollo generaron diversos modelos de convivencia.

En las épocas primitivas, los humanos, expuestos a las fuerzas de la naturaleza, se unían en grupos fuertes y numerosos para rechazar los embates de grupos similares que buscaban territorio y alimento. El núcleo centrado en la lógica de un macho con muchas hembras satisfacía adecuadamente el criterio numérico, con una cantidad controlada de mujeres por su menor capacidad guerrera, ya que en épocas de escasez significaban una carga.

Este modelo, centrado en la capacidad de ataque y defensa, dominó por mucho tiempo hasta que surgió la vida sedentaria con grupos mucho más numerosos, una organización rudimentaria y un lento desarrollo cultural. Aparece, entonces, el modelo centrado en el padre. La mujer <<no valía nada>> y los hijos importaban en función de quién era su padre. Un complicado y caprichoso sistema de preferencias que, al girar, podía <<dejar fuera del interés prioritario>> a mujeres con sus hijos cuando una dejaba de ser la preferida y sus privilegios pasaban a la nueva preferida y a su descendencia.

En el pueblo judío, desde sus inicios, la mujer recibió un trato diferenciado, ya que se estipulaba que, al igual que el varón, <<estaba hecha a imagen y semejanza de Dios>>. Aunque los judíos tenían una visión distinta de la importancia de los hijos, no es sino hasta la llegada de Jesucristo que se perfecciona el modelo de familia occidental que se define como: hombre y mujer en matrimonio único, perenne y responsable de la prole que pueden procrear.

El modelo cristiano, junto con el griego de las altas esferas sociales, fortaleció la unicidad de la unión hombre-mujer en la sociedad y la política, pero pasaron unos trescientos años antes de que se generaliza como fórmula socialmente deseable.

Cuando Roma abandonó el modelo de adopción jurídica como centro de la familia y reconoció como principal modelo a la familia consanguínea, se modificaron los modelos de convivencia. El núcleo de la familia formada por padre, madre e hijos, acogía a dos importantes figuras: la servidumbre cercana, los esclavos y el tutor o maestro. A diferencia de la familia judía, no siempre estaba previsto que los hijos heredaran el oficio o quehacer de los padres.

El siguiente paso evolutivo se dio cuando los tutores, aunque seguían siendo cercanos, dejaron de ser parte de la familia. Había profesores que se encargaban de la educación de los hijos desde muy temprana edad, con gran influencia en lo intelectual y afectivo. La figura del maestro era de vital importancia y las mejores familias competían por conseguir el de más prestigio. Más adelante, el modelo de liceos o colegios como en la antigua Grecia, favoreció el modelo de familia. El ejemplo de los padres y su presencia se convirtió en el factor más importante de la educación. Este modelo se acerca más al de comunidad de amor que propone el cristianismo.

La evolución del modelo de familia es esencial para el desarrollo de los patrones de comportamiento. Los padres como modelos de admiración más cercanos y poderosos para los hijos, es decir, los primeros héroes a su alcance. Una forma de ser y de actuar clara, firme y atractiva, se constituye en la primera referencia de comportamiento de hombres y mujeres. En la Edad Media, padre y madre centran su vida en un código de conducta acorde con la vida de Cristo y de los santos, y su vida cotidiana refuerza este modelo para los hijos. Aunque en el mundo occidental contemporáneo el ideal espiritual cristiano se ha debilitado, prevalece el modelo antropológico: los padres, conscientes de la necesidad de amor a los bebés y niños pequeños, se ocupan con esmero y gratuidad de su educación.

El esquema 1 muestra la evolución de la familia:

evolucion_familia.jpg 

Aunque el esquema familiar se sigue transformando, en la actualidad, el modelo que prevalece permite compartir de modo eficaz, valores, virtudes y ejemplos de vida esenciales en la vida cotidiana. Los primeros héroes, padres y madres, hermanos o tíos, son fuente cercana de inspiración y admiración. Como afirma el doctor Rafael Alvira: <<la familia es el lugar al que se vuelve de manera consciente o inconsciente>>. De modo consciente se vuelve a los momentos importantes, en las decisiones vitales y con los recuerdos felices o desgracias compartidas. De modo inconsciente se heredan comportamientos, actitudes y valores.

La familia, fundamento de la persona, enseña a trabajar, a romper paradigmas para volver a empezar; otorga libertad para expresarnos, comunicarnos, comprometernos y desarrollarnos en función de valores. Los héroes son los que crean familias que creen en el futuro y en la posibilidad de preparar mujeres y hombres íntegros, optimistas y con ganas de vivir.

*Publicado originalmente en la revista ISTMO el 20 de noviembre del 2013

Carlos Llano hablando de la confianza, la familia y la empresa:

Ebook Libertad y Educación Cátedra Carlos Llano

Topics: Familia

Ricardo Murcio

Escrito por Ricardo Murcio

Profesor de las áreas de Empresa-Familia y de Factor Humano del IPADE. Es candidato a doctor y máster en Gobierno y Cultura de las Organizaciones por la Universidad de Navarra. Es máster en Dirección de Empresas por el IPADE y licenciado en Filosofía por la Universidad Panamericana. Fue Director Corporativo del MEDE y director de las áreas de Empresa-Familia y de Factor Humano del IPADE. Es consultor de empresas familiares, participando en distintos consejos de administración y de familia. Cuenta con experiencia directiva en Grupo Posadas, fue director académico del Colegio Superior de Gastronomía y ha realizado labor docente en diferentes universidades.

Ebook Libertad y Educación Cátedra Carlos Llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes