Familia y Sociedad

La importancia de la afectividad humana

[fa icon="calendar"] 10/1/19 12:46 / por Laura Cremades Granja

 

Cátedra Carlos Llano UP-IPADE

En la segunda década del siglo XXI persisten el creciente miedo, la ansiedad y el estrés difíciles de manejar, la desconfianza y la falta de esperanza y de sentido de la vida. La situación actual es la resultante de la modernidad y de la posmodernidad. ¿Quién no deseaba lo moderno? ¿Quién no estaba feliz de saber superada la Edad Media y el oscurantismo que llevaba asociado a ella en la mente de la mayoría de las personas? Sin embargo, la modernidad, que abandonaba a Dios y exaltaba a la persona humana, idealizándola (endiosamiento de sí mismo), y la posmodernidad que ha encumbrado a la tecnología y a la ciencia, no están resolviendo el perenne problema del ser humano: ¿de dónde viene y a dónde va? y ¿dónde puede encontrar la felicidad que tanto anhela?

Ni la modernidad ni la posmodernidad están encarando la demanda de una vida digna y en paz para todos. Al contrario: la cultura de la muerte se enfrenta con descaro y con crueldad a la cultura de la vida y los seres humanos más vulnerables (los más pequeños, que son los que están en el vientre materno-aborto, manipulación de embriones y eugenesia; los ancianos-eutanasia, abandono; y los enfermos-deshumanización de su cuidado y abuso en la atención médica), que son quienes más protección necesitan, corren peligro de muerte sin que la mayoría de la población se dé siquiera cuenta.

Y para aquellos que llegan a darse cuenta, han caído en una especie de sopor que no les permite siquiera dimensionar la injusticia y brutalidad que es la muerte en el seno materno a causa de una dispositivo intrauterino[1], inserto en millones de mujeres en edad reproductiva en el mundo. Sin embargo, el hecho de que la mayoría de la gente no se dé cuenta o de que vivan en cierto sopor no quita el hecho de que los efectos de la cultura de la muerte en la afectividad humana de quienes están directa o indirectamente relacionados con ella son aquellos asociados a tal muerte fuera de contexto (de un contexto de sentido trascendente y esperanzador de la vida): depresión, tristeza, desesperación, enojo, frustración, desubicación, inseguridad, ansiedad, odio, sentimientos que son portadores de bien y que opacan la vida que hay en cada uno.

Es preciso alertar y fomentar iniciativas educativas y de todo tipo que atiendan a este que podría llamarse un nuevo padecimiento afectivo de la humanidad. Es por ello que es necesario dedicar más estudios a la afectividad humana y a su gestión.

Texto extraído (con permiso de la autora) de la tesis doctoral de la Dra. Cremades titulada “Ética y afectividad en la perspectiva de Aristóteles, Santo Tomás de Aquino y Carlos Llano” terminada en el año 2012.

New Call-to-action


[1] Según información del INEGI con cifras del 2005, en México, el 20% de las mujeres en edad de 15 a 49 años usaba dispositivo intrauterino (DIU), pero entre las más jóvenes, de 15 a 29, la cifra ascendía al 35.8%. Fuente: INEGI. “Estadísticas a Propósito del Día de la Mujer”. 2006
(http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/Contenidos/estadísticas/2006/mujer06.pdf)

 

Topics: Ética, Afectividad, Posmodernidad, Modernidad

Laura Cremades Granja

Escrito por Laura Cremades Granja

Colabora con diferentes universidades y programas educativos tanto de manera presencial como en línea. Egresada del MEDE del IPADE, Maestría en Educación Familiar por la Universidad Panamericana, Diplomado en Finanzas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, Ingeniera Biomédica por la Universidad Iberoamericana. Tiene experiencia trabajando en finanzas, planeación y capacitación en diferentes empresas del sector privado, social y gubernamental.

ebook ayuda servicio justicia responsabilidad social y empresarial

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Lists by Topic

see all

Artículos por tema

ver todos

Artículos Recientes