Familia y Sociedad

Liderazgo cristiano eficaz

[fa icon="calendar"] 22/04/17 8:00 / por Bernardo Sosa

Liderazgo cristiano eficaz.jpg

Muchas veces creemos ejercer un liderazgo cristiano cuando tenemos la última palabra en cuanto al juicio de los demás, nos hemos erigido como jueces de las personas sin siquiera contar con los mínimos elementos para ello.

Podemos considerar que somos líderes cristianos por lo mucho que sabemos acerca de la doctrina, si hemos estudiado teología o filosofía estamos “facultados” para juzgar acerca de los asuntos humanos y sobre cómo debe ser vivida la religión cristiana.

 

Pero ¿es cierto esto?

Me parece que lo primero que debemos tener en cuenta es si en verdad estamos siendo cristianos. Dudar sobre esto es importante para no caer en la ceguera de la soberbia. Es importante sabernos débiles y necesitados de la Gracia puede ayudarnos a “mantener los pies en la tierra” con respecto incluso al juicio sobre nosotros mismos.

 

Qué significa ser cristiano

Ser cristiano significa seguir a Cristo y esto es obvio. Sin embargo, estar conscientes de lo que esto real y concretamente significa no es tan sencillo.

¿Cuántas veces nos decimos cristianos y la acción que llevamos a cabo, justo después de dicha declaración, la contradice?

Claro, es fácil seguir un conjunto de reglas al pie de la letra y cumplir con la ley. Eso nos mantiene en una “seguridad” estoica, misma que muchas veces se alberga dentro de nuestra fortaleza construida por el ego.

Arriesgarnos a salir de nosotros mismos, de esa seguridad de hielo, para encontrarnos con el más necesitado y por consiguiente con Cristo, constituye el mayor reto de todos aquellos que nos decimos cristianos.

 

Liderazgo en el servicio comunitario

Hacer lo que se debe y no lo que se quiere, no juzgar a los demás, perdonar cuando parece imposible, donarnos a nosotros mismos cuando lo que queremos es permanecer en nuestro egoísmo, atender al anciano aunque nos de asco, al mendigo aunque nos de miedo y escuchar cuando lo que queremos es hablar o estar en silencio, son acciones concretas mediante las cuales podemos examinar si de verdad estamos siguiendo a Cristo como se supone que un cristiano debe hacer.

Ser un líder cristiano requiere colocar al servicio por encima de cualquier tentación que el liderazgo conlleve: reconocimiento, dinero, poder, ambición etc.

Dicho liderazgo debe estar basado en la figura de Aquel que dirigió con su amor y su palabra, guiando a sus discípulos aun sabiendo que uno de ellos lo iba a traicionar y que otros no estarían ahí cuando Él lo necesitara.

 

Iglesia católica, apostólica, romana

Un liderazgo que tuvo como fruto la construcción de una Iglesia Universal (Católica), mediante la cual hemos aprendido el amor hacia Dios y hacia los más necesitados. Una Iglesia que ha colaborado en la construcción de un mundo más justo y más humano.

Podemos teorizar acerca del cristianismo todo lo que se quiera, podemos elevarnos intelectualmente mediante la lectura de Santo Tomás de Aquino o de San Agustín. No es que esto esté mal, debemos ejercitar y “explotar” los dones que el mismo Dios nos ha dado. Sin embargo, me parece que a veces, o por lo menos a mí, me cuesta trabajo concretar el mensaje de Cristo.

Al tener conscientes esto, debemos ejercer un liderazgo cristiano eficaz. Poner el acento en acciones concretas, poner en práctica las obras de misericordia, tanto corporales como espirituales.

 

Breve reflexión

Guiar a los demás a través de servirlos, enseñarles con el ejemplo. Educar a las personas que tengo a mi cargo, ser justos con respecto a los salarios que pago, dar trabajo a quien lo necesita. Todo esto, desde luego, ejercitando las virtudes de una manera armónica. Donde la fortaleza, la justicia y la prudencia sostengan cada acción directiva que llevemos a cabo.

Te invito a que reflexionemos acerca del tipo de liderazgo que ejercemos en nuestro día a día. ¿Servimos a los demás? ¿Buscamos el bienestar de nuestra gente y los guiamos en la dirección correcta? ¿Somos humildes para aceptar nuestros errores y misericordiosos para con las personas que cometen errores?

Ebook Libertad y Educación Cátedra Carlos Llano

Topics: Pensamiento cristiano, Cristianismo

Bernardo Sosa

Escrito por Bernardo Sosa

Bernardo Sosa Iñigo es Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana. Además, estudió el programa Introducción a Dirección de Empresa (IDE) y el curso Finanzas para no financieros en la Universidad Panamericana. Trabajó dos años como asistente académico del Dr. Héctor Zagal y actualmente se encuentra trabajando como asistente del Director de la Cátedra Carlos Llano UP-IPADE, y como director de contenidos de la página web.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes