Familia y Sociedad

Liderazgo social y humanista

[fa icon="calendar"] 19/06/17 9:20 / por Bernardo Sosa

Liderazgo social y humanista.jpg¿Qué significa ser un líder? ¿Es suficiente que las personas me reconozcan como uno para que ese liderazgo cumpla, verdaderamente, su función?

El objetivo de empezar con estas preguntas es reflexionar sobre la finalidad principal del liderazgo. Existen personas que creen que su liderazgo está basado en el poder que ejercen sobre otras personas, que su “autoridad” está dada por el organigrama de una empresa o por un cargo público, pero ¿esto es así?

Función principal del líder

Un líder debe tener consciente que su tarea principal es servir a los demás, no servirse de ellos. La persona que tiene está responsabilidad con respecto a las personas que se encuentran bajo su cargo, debe impulsarlos hacia arriba, debe hacer que sus habilidades y dones florezcan; debe educarlos. La persona es y debe ser el centro de atención en el ejercicio del liderazgo, más que las metas y los objetivos a cumplir. El líder debe enfocarse en el crecimiento moral, espiritual e intelectual de sus colaboradores; teniendo consciente –en todo momento- el compromiso y la responsabilidad de su cargo. Es cierto que “nadie da lo que no tiene”, por lo que es indispensable que el líder encarne, primero, aquello que quiere para las personas que se encuentran bajo su cargo. Si lo que se está buscando (como líder) es educar a las personas que se encuentran bajo mi responsabilidad en virtudes y en valores, la mejor forma de hacer que eso suceda es el ejemplo.

Dirigir con el ejemplo

Las palabras se las lleva el viento, si quiero que mis colaboradores hagan bien su trabajo; deben observar que yo lo hago bien. Si exijo que se llegue a determinada hora a la empresa, yo debo ser el que les habrá la puerta. Si quiero que el trabajo se haga bien, debo explicarles qué es lo que quiero que me entreguen; no pidiéndoles lo que de antemano sé que no serán capaces de entregarme. En pocas palabras: debo educarlos con mi ejemplo.

Es común que muchos líderes piensen que los únicos que están bien son ellos, que nunca se equivocan y que todas las decisiones que toman son las correctas. Que sin ellos, sus colaboradores no sabrían que hacer y que cuando él no esté, ellos perderán el rumbo. La realidad es que nadie es indispensable, un buen líder sabe que debe educar a las personas que se encuentran bajo su cargo, hasta que él ya no sea indispensable para la organización.

Se necesita humildad para ser líder

La humildad debe ser la principal virtud del líder, debe reconocer que (dentro de sus colaboradores) existen personas que tienen una mejor idea que él, que hacen mejor las cosas que él y sobre todo que puede aprender de las personas que se encuentran bajo su responsabilidad.

El líder humilde consulta a las personas que se encuentran bajo su responsabilidad, es capaz de cambiar una idea si la de su colaborador es mejor para cumplir con el objetivo trazado. Es capaz de hacerse a un lado para que los demás brillen y juntos lleguen a la meta cumplida. No colgarse él sólo la medalla, cuando sus colaboradores fueron los que tuvieron la idea y la implementaron.

Un verdadero líder busca el crecimiento de sus empleados, busca educarlos para que sean líderes de sus propias personas, de sus propias familias y, porque no, sucederlo en el cargo. Busca que las personas de la organización que dirige sean las que ganen, no su bolsillo ni su ego.

Breve reflexión

Si tú eres un líder, te invito a preguntarte y a reflexionar lo siguiente:

  1. ¿Estoy sirviendo a las personas que tengo a mi cargo?
  2. ¿Estoy buscando el desarrollo personal y profesional de mis colaboradores?
  3. ¿Soy capaz de consultar a las personas que tengo a mi cargo para pedir consejo?
  4. ¿Comparto mis “secretos de éxito” con las personas que se encuentran bajo mi cargo, buscando que ellos también crezcan?
  5. ¿Estoy dispuesto a dejar que alguien me suceda por qué es lo mejor para el bien común de la organización?Ebook Libertad y Educación Cátedra Carlos Llano

Topics: Liderazgo

Bernardo Sosa

Escrito por Bernardo Sosa

Bernardo Sosa Iñigo es Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana. Además, estudió el programa Introducción a Dirección de Empresa (IDE) y el curso Finanzas para no financieros en la Universidad Panamericana. Trabajó dos años como asistente académico del Dr. Héctor Zagal y actualmente se encuentra trabajando como asistente del Director de la Cátedra Carlos Llano UP-IPADE, y como director de contenidos de la página web.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes