Familia y Sociedad

Liderazgo y familia

[fa icon="calendar"] 19/12/17 5:00 / por Bernardo Sosa

Liderazgo-y-familia.jpgEl verdadero liderazgo comienza en la familia. Los padres son los principales responsables de guiar a sus hijos por el camino de la virtud, de educar su criterio y su mente.

Un verdadero líder se conoce a sí mismo, sabe cuáles son sus fortalezas y sus debilidades. Además, conoce el entorno que lo rodea y a las personas que se encuentran bajo su cargo y su cuidado.

La primera impresión que las personas tienen acerca de lo que significa el liderazgo nace del trato con sus padres. La capacidad de estos para amar, conocer y estudiar el comportamiento de sus hijos determinará el camino por el que los guíen en su crecimiento.

Un líder es responsable de presentar los medios para que las personas a su cargo se desarrollen. En el caso de los padres, estos tienen la responsabilidad de desarrollar las virtudes, el intelecto y el alma de sus hijos. Quizás la pregunta sea ¿cómo?

El trato con los hijos debe ser la base con la que este desarrollo se plenifique. Los padres deben pasar tiempo valioso con sus hijos en el que se interesen por su presente y su futuro, los cuestionen y les enseñen a cuestionarse acerca de sus propias vidas. Lo anterior, con la finalidad de formar hombres y mujeres que sepan tomar sus propias decisiones y responsabilizarse de ellas.

Formador de líderes

El buen líder es también formador de líderes. Los padres deben enseñar a sus hijos a liderar sus propias vidas, a volverse autónomos en el estricto sentido de la palabra: “Darse la ley a ellos mismos”.

Escuchar a los demás constituye una característica esencial del buen líder. Los padres deben ejercitar la capacidad para realmente escuchar a sus hijos, sus preocupaciones y sus miedos. Escuchar de manera genuina requiere eliminar los prejuicios y la idea de que se tiene la razón. Una persona que escucha debe ser humilde y estar abierto a aprender de las personas. Aunque los hijos no tengan la experiencia de sus padres, estos deben estar abiertos a aprender de ellos.

La virtud de la fortaleza es otra de las características del buen líder. En el caso de los padres debe ser la virtud principal para no desfallecer en el intento de formar a sus hijos, sea cual sea el costo y las dificultades para ello.

Educar con el ejemplo a los hijos

Educar nunca será una tarea fácil. Sin embargo, es fundamental para formar hijos que aporten al mundo y que puedan enfrentar los retos que la vida les presente. A elegir se aprende, desde luego que no todas las elecciones en la vida son buenas. Sobran los ejemplos de papás que no se han tomado la molestia de interpelar a sus hijos con respecto a las decisiones que están tomando en sus vidas, se esconden bajo el miedo de que sus hijos se peleen con ellos y nunca más la relación sea como antes. Es en estos momentos en los que los padres deben acudir a la virtud de la fortaleza, los hijos no deben ser sólo los amigos de sus padres. Estos tienen una responsabilidad moral (hasta cierta edad) de hacerles ver a sus hijos que se están equivocando y cuáles serán las consecuencias de ello.

El verdadero líder educa a sus colaboradores. Si los padres educan bien a sus hijos, es más probable que estos tengan una visión adecuada de lo que significa el liderazgo y puedan ejercerlo el día de mañana en su salón de clases y en las empresas. La mejor forma de educar es con el ejemplo, los padres deben ser los primeros que se dirijan a ellos mismos, que sean coherentes entre lo que piensan, dicen y hacen.

Te invito a reflexionar sobre esto y a preguntarte ¿estoy siendo un verdadero líder para mis hijos? ¿estoy educándolos en la virtud y ayudándoles a crecer como personas?

Ebook Libertad y Educación Cátedra Carlos Llano

Bernardo Sosa

Escrito por Bernardo Sosa

Bernardo Sosa Iñigo es Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana. Además, estudió el programa Introducción a Dirección de Empresa (IDE) y el curso Finanzas para no financieros en la Universidad Panamericana. Trabajó dos años como asistente académico del Dr. Héctor Zagal y actualmente se encuentra trabajando como asistente del Director de la Cátedra Carlos Llano UP-IPADE, y como director de contenidos de la página web.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes