Familia y Sociedad

¿Por qué la familia está en crisis?

[fa icon="calendar"] 8/08/16 6:00 / por Bernardo Sosa

Family_Portrait.jpg¿Qué es la familia?

Es cierto que la mayoría de las personas captamos lo mismo cuando escuchamos la palabra familia, sin embargo en esta ocasión me parece pertinente dar una definición más concreta y que tenga como punto de partida a una autoridad respetada por la mayoría, en este caso la RAE.

Una de las definiciones de familia según la RAE es: “Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas”. 

Si bien es cierto que esta definición parece ser muy general, partiré de ella para explicar de una manera más detallada lo que una familia significa, buscando con esto una mejor exposición de la pregunta que escogí como título de este escrito. 
  • Para empezar, la familia es un grupo de personas. La persona humana tiene ciertas características constitutivas que requieren de la interacción con otras personas humanas para su pleno desarrollo y su felicidad, la cual constituye la finalidad del ser humano según Aristóteles. 
  • En segundo lugar y siguiendo la definición de la RAE, ese grupo de personas deben estar emparentadas entre sí. Para efectos de este trabajo, no discutiré si el parentesco es por adopción o consanguinidad, sino sólo por consanguinidad sin importar los grados. Pensemos de manera concreta en la relación entre padres e hijos, hermanos, primos, tíos y nietos.
  • En tercer lugar, ese grupo de personas emparentadas entre sí deben vivir juntas. En esta parte me detendré un poco más para explicarlo más a fondo, con el fin de ir un poco más allá de lo meramente definitorio. 

El ser humano tiene su primera experiencia social en la familia, es ahí donde aprende a relacionarse con las demás personas, forjando su identidad y fortaleciendo su intimidad a través de la confianza que sus padres y hermanos le brindan.

La familia debe ser el refugio necesario para cobijar el desarrollo de la seguridad y el autoestima de la persona, con el fin de que esta salga al mundo y pueda desarrollar sus virtudes de manera firme, sin miedo a mostrar a los demás quien es en realidad, sabiendo que aunque sea traicionada habrá alguien en casa que le brindará la confianza necesaria para seguir adelante. 

En pocas palabras, la familia es la institución natural donde la persona, en la mayoría de los casos, es aceptada por quién es y no por lo que hace, es querida, perdonada y comprendida por seres que, desde un principio, la valoraron como ser humano: Los padres.

 

¿Qué debemos de entender por crisis?

Vuelvo a apelar a la RAE para la tarea de definir la palabra crisis: “Cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación, o en la manera en la que estos son apreciados”.

Una crisis supone que algo o alguien experimente un movimiento, de un punto A hacia un punto B. El lector podrá sustituir estas variables por lo que se le ocurra:

A: Salud        A: Riqueza   A: Ciudad de México

B: Enfermedad B: Pobreza  B: Hermosillo

Ahora, la definición añade dos características a la palabra crisis: profundidad y consecuencias importantes, por profundidad entiendo (quizás esté mal) una característica esencial, aquello que hace que algo o alguien sea lo que es. Las consecuencias importantes podrán tener una interpretación subjetiva, pero para efectos de este escrito diré que se refieren a lo que impacta a la mayoría de las personas.

Dicho esto, a continuación explicaré con base en lo anterior ¿por qué la familia está en crisis?

 

¿Por qué la familia está en crisis?

Quizás si elaboráramos una encuesta en la que se hiciera esta pregunta, la mayoría de las personas contestarían afirmativamente, sin embargo, en este trabajo mi intención es argumentar dicha afirmación.

Para empezar la pregunta presupone una afirmación: La familia está en crisis.

Si ya dijimos anteriormente que la crisis supone, principalmente, dos características: Cambio profundo y consecuencias importantes, la familia sufre una crisis clara.

En primer lugar, el gobierno se ha encargado de distorsionar jurídicamente una realidad como lo es la familia. Esta, en su esencia y como se ha pensado desde el principio, requiere de un hombre y de una mujer que procreen, quieran y eduquen a un ser humano. El hecho de que dos hombres o dos mujeres se casen implica una crisis, es decir: un cambio profundo en una realidad natural. Lo cual, como todo cambio en una realidad natural, trae consigo consecuencias importantes, el deseo natural de un niño a tener dos padres del sexo opuesto, traerá consigo un conflicto que el niño no está preparado para discernir, por lo que causará un trastorno afectivo profundo.

En segundo lugar, la cantidad de divorcios en este país ha ido en aumento. Según estadísticas del INEGI 2016, entre 2000 y 2013 el monto de divorcios aumentó 107.6%, mientras que el monto de matrimonios se redujo 17.7 por ciento.

Es necesario pensar en las causas de la separación, si existe violencia o maltrato no hay ninguna duda de que el divorcio es necesario. Sin embargo, habría que preguntarnos si esto no es producto de una sociedad de consumo y un egoísmo que cada vez más va en aumento, donde las personas se han vuelto piezas intercambiables.

vida_consumista_carlos_llanoEbook valor central de la persona Cátedra Carlos Llano

Topics: Familia

Bernardo Sosa

Escrito por Bernardo Sosa

Bernardo Sosa Iñigo es Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana. Además, estudió el programa Introducción a Dirección de Empresa (IDE) y el curso Finanzas para no financieros en la Universidad Panamericana. Trabajó dos años como asistente académico del Dr. Héctor Zagal y actualmente se encuentra trabajando como asistente del Director de la Cátedra Carlos Llano UP-IPADE, y como director de contenidos de la página web.

ebook ayuda servicio justicia responsabilidad social y empresarial

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Lists by Topic

see all

Artículos por tema

ver todos

Artículos Recientes