Familia y Sociedad

¿Qué significa el liderazgo cristiano?

[fa icon="calendar"] 3/04/17 10:00 / por Bernardo Sosa

liderazgo-cristianoSabemos que un líder es una persona a la que la gente respeta y sigue porque sabe motivarlos y hacer que hagan lo que es correcto para la finalidad que se busca, así como para ellos mismos.

Pero ¿en qué se distingue el liderazgo cristiano del liderazgo “común y corriente”? esta pregunta es la que trato de resolver en este artículo.

En qué consiste ser un buen cristiano

Esta pregunta es difícil de responder, pido a lector y apertura para leer lo que a continuación escribiré, pues me encuentro en una posición en la que resulta más fácil ser juzgado que comprendido.

Ser un buen cristiano consiste, desde mi experiencia y  desde el suficiente conocimiento que tengo de esta religión, en amar a Dios sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Pero ¿y esto qué significa?

Significa, en primer lugar, qué debo tener una relación de amor, cercana y filial con Dios. Considerándolo a Él como mi padre y a Cristo como a mí hermano. Un hermano al que debo ver reflejado (a) en cada uno de los seres humanos con los que me “tope”.

Significa, en segundo lugar, que soy fiel a lo que su hijo dice.  Qué sigo sus enseñanzas y las pongo en práctica, fortaleciendo mi fe y mi espiritualidad a través de los medios qué Él nos dejó.

Un buen cristiano consiste, como conclusión, en practicar la justicia y la caridad con las personas que nos rodean.

Cualidades y virtudes de un líder cristiano

Un líder cristiano debe tener en cuenta que las personas a las que dirige son fines en sí mismos y no medios, los cuales pueden ser utilizados y después desechados.

La finalidad de este tipo de líder debe ser el servicio y no el aprovechamiento de las personas que tienen a su cargo. La enseñanza y no el castigo, el perdón y no la venganza.

Este tipo de liderazgo, desde luego, no es fácil de ejercer. Se requieren virtudes tales como la paciencia, la constancia y la fortaleza.  Es necesario forjar el carácter para no sucumbir ante el egoísmo y el camino fácil, cuyo sendero está pavimentado por la soberbia, la corrupción y el autoritarismo.

La paciencia es necesaria, porque el ser humano es un ser falible y muchas veces los cambios se dan a lo largo del tiempo. Un tiempo en el que es necesario esperar, para ver los frutos de las acciones que llevamos a cabo y que en un principio parecen imposibles de lograr.

La constancia es necesaria porque debemos ser misericordiosos y caritativos una y otra vez, nuestra forma de vivir el cristianismo no puede depender del humor con el que me desperté el día de hoy; debe estar basado en un ejercicio de actos buenos, repitiéndolos una y otra vez hasta que los asimilemos.

La fortaleza es necesaria para no sucumbir y mantenernos firmes ante las seducciones de este mundo: el egoísmo, el relativismo y el consumismo. Pensar en servirnos de los demás, en vez de ayudarlos a crecer y desarrollarse  como seres humanos, es una de las mayores tentaciones que enfrentan los líderes que desean seguir los principios cristianos dentro de su vida y  en la forma de ejercer el liderazgo.

Reflexión para líderes cristianos

Invito a los hombres y  a las mujeres que sean líderes, a reflexionar qué tipo de liderazgo están ejerciendo en sus vidas, en sus familias y en su trabajo.

Pregúntense:

  • ¿Soy líder de mi propia persona?
  • ¿Me perdono a mí mismo cuando cometo errores?
  • ¿Estoy sirviendo a las personas que se encuentran bajo mi cargo, o me estoy sirviendo de ellas?
  • ¿Soy humilde para aceptar los errores que mis subordinados me señalan?
  • ¿Soy misericordioso frente a los errores que comenten mis subordinados? O no tengo paciencia para con ellos y los reprimo constantemente, humillándolos frente a las otras personas.

 

New Call-to-action

 

Topics: Liderazgo, Familia, Cristianismo

Bernardo Sosa

Escrito por Bernardo Sosa

Bernardo Sosa Iñigo es Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana. Además, estudió el programa Introducción a Dirección de Empresa (IDE) y el curso Finanzas para no financieros en la Universidad Panamericana. Trabajó dos años como asistente académico del Dr. Héctor Zagal y actualmente se encuentra trabajando como asistente del Director de la Cátedra Carlos Llano UP-IPADE, y como director de contenidos de la página web. Contacto: bsosa@ipade.mx

Ebook Libertad y Educación Cátedra Carlos Llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog