Familia y Sociedad

¿Qué valor agregado pueden generar los ancianos?

[fa icon="calendar"] 21/11/16 6:30 / por Bernardo Sosa


shutterstock_390085417.jpg

Si el paradigma a través de cual juzgamos a los demás es la utilidad y la productividad, los ancianos no sirven. Es necesario cambiar el paradigma a partir del cual juzgamos su condición: el ser debe imponerse al hacer y al tener. Los animo a leer este artículo y a reflexionar.

Un cambio de paradigma

No es difícil darnos cuenta de que en nuestra sociedad existen paradigmas establecidos. La productividad y la generación de valor agregado son dos pilares que sostienen el éxito y el “valor” de una persona.  Tristemente, aquellos que no llevan a cabo estas dos funciones suponen una carga para la sociedad, es necesario deshacerse de ellos a la brevedad posible.

Si nuestra visión se basa únicamente en las consecuencias útiles de nuestras acciones, aquellos que no puedan ya generar valor agregado para nuestra sociedad de consumo y sus capacidades físicas fallen, serán desechados por la misma. ¿Y qué hay de los ancianos?

Desde luego, si seguimos juzgando su realidad desde la óptica o paradigma del consumo y de la práctica, no incurriremos en un error al decir que son inútiles. Es por eso que debe existir un nuevo paradigma a partir del cual juzguemos la realidad del anciano, si no, está sociedad (nosotros) los seguiremos descartando y desechando como si fueran piezas de una máquina y ¿por qué? porque ya no nos sirven.

 

Ser vs. Hacer

El nuevo paradigma debe consistir en jerarquizar nuestros valores, poner especial atención en cómo estamos siendo como personas más que en las cosas materiales que estamos consiguiendo. Sólo así podremos empezar a darnos cuenta de la riqueza y del valor agregado para nuestra vida interior y para nuestros valores, que las arrugas en la piel pueden darnos. La vejez puede ser escuela de vida y de las cosas más importantes sólo si nos salimos del caparazón, reduccionista, de la utilidad material.

Nuestra sociedad está obsesionada con la producción y con el consumo, solo hace falta pararse en un mall para constatar dicha proposición. La publicidad y los “modelos a seguir” hoy en día promueven un paradigma de felicidad que depende de ciertas características como: tener mucho dinero, ser joven, tener un cuerpo escultural etc.

Quien no encaje en dichos criterios, según ellos, será infeliz. Solo pregunto ¿Qué cantidad de gente se ha comprado esta mentira? Quizá la mayoría. Un anciano podrá a penas moverse, pero su ser se ha vuelto más rico: ha escuchado, ha vivido, se ha equivocado, ha leído, es paciente y reflexivo. Estas son las actividades que generar verdadero valor agregado, que nos hacen crecer como personas, que ensanchan nuestro espíritu y nos animan a compartir esa alegría con los demás. El ser a diferencia del tener es inconmensurable, incluso su incremento está dado por su donación no por su administración, como es el caso del tener.

 

La importancia de reflexionar

Si no nos paramos a pensar si nuestras acciones son correctas o no, y sólo seguimos a la masa (que por definición es irracional) nunca podremos valorar lo que un anciano puede darnos. Es necesario que, en estos aspectos, nademos contracorriente de la realidad en la que vivimos: egoísta, consumista y reduccionista.

Es necesario ver más allá, tener la capacidad de cuestionar y juzgar los paradigmas establecidos, pensar por nosotros mismos y tratar de buscar la verdad. La sociedad no sólo va absorbiendo nuestra capacidad para reflexionar, sino que nos castiga con la mala concepción de la intolerancia si no seguimos sus criterios

 

Te invito a pensar en el valor agregado que los ancianos pueden generar y cómo puedes crecer como persona al convivir con ellos.

Descarga el siguiente e-book del Dr. Carlos Llano Cifuentes:



 vida_consumista_carlos_llano

Topics: Valores, Vejez, ancianos

Bernardo Sosa

Escrito por Bernardo Sosa

Bernardo Sosa Iñigo es Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana. Además, estudió el programa Introducción a Dirección de Empresa (IDE) y el curso Finanzas para no financieros en la Universidad Panamericana. Trabajó dos años como asistente académico del Dr. Héctor Zagal y actualmente se encuentra trabajando como asistente del Director de la Cátedra Carlos Llano UP-IPADE, y como director de contenidos de la página web.

ebook ayuda servicio justicia responsabilidad social y empresarial

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Lists by Topic

see all

Artículos por tema

ver todos

Artículos Recientes