Familia y Sociedad

Valores o virtudes según Carlos Llano

[fa icon="calendar"] 9/01/17 12:02 / por Bernardo Sosa



Cátedra Carlos Llano UP-IPADE¿Es lo mismo un valor que una virtud? En este artículo podrás encontrar la respuesta de Carlos Llano Cifuentes, fundador del IPADE y la Universidad Panamericana.

Para escribir este artículo me basé en el libro “Dilemas éticos de la empresa contemporánea”, mismo que recomiendo mucho ya que aporta gran aprendizaje y valor sobre este tema.

¿Qué es un valor y una virtud?

En el artículo  “Carlos Llano y lo valores” escribo que este filósofo mexicano definía los valores como “aquellos bienes cuya posesión acrecienta las realidades y posibilidades humanas”. Ahora escribiré sobre las virtudes y cuál es su diferencia con los valores.

La palabra virtud tiene su raíz etimológica en la palabra latina virtus, que significa fuerza. Para Carlos Llano Cifuentes “las virtudes son los hábitos incorporados voluntariamente por el hombre para el desarrollo de sus posibilidades humanas”. (Llano Cifuentes Carlos, Dilemas éticos de la empresa contemporánea, Fondo de cultura económica,1997 p.144). La principal diferencia entre un valor y una virtud estriba en que el primero de ellos se refiere a las cosas y el segundo a las personas.

¿Cómo ejercitar las virtudes?

En un  mundo tan complejo y ávido, cada vez más, de placeres mundanos y medios que facilitan todo; la virtud brilla por su ausencia. Parece ser que la formación del carácter a través de las diversas virtudes necesarias para ello ha pasado de moda.

Para ejercitar las virtudes, Carlos Llano recomendaba esfuerzo. En una entrevista para el salón del empresario, decía que “sin esfuerzo no se alcanza nada”. Podemos ser muy inteligentes o tener múltiples habilidades prácticas pero si no nos esforzamos por ser mejores personas y forjar nuestro carácter (en esto consiste la ética de acuerdo con su significado clásico) nuestras metas se convertirán en simples sueños.

Aristóteles decía que el ejercicio de la virtud es el único modo para su adquisición. Si queremos, por ejemplo, dejar de fumar o empezar una dieta, el hábito de no hacerlo o hacerlo (dependiendo) un día sí y al otro también, es la forma más realista y segura para alcanzar dichas metas.

Las virtudes fundamentales

Carlos Llano nos recuerda cuales son las virtudes fundamentales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza.

“Estas virtudes son fundamentales porqué orientan de un modo fundamental a las cuatro facultades fundamentales del hombre: entendimiento, voluntad, apetito de bienes arduos y apetito de bienes placenteros”. (Llano Cifuentes Carlos, Dilemas éticos de la empresa contemporánea, Fondo de cultura económica,1997 p.146)


Reflexión

Para que este artículo pueda ser de tu mayor utilidad, te invito a reflexionar sobre los siguientes puntos y aplicarlos en tu vida diaria:

1.- Auto conocimiento

¿Qué tanto te conoces a ti mismo? Para mejorar en nuestra vida diaria es fundamental que las personas nos conozcamos a nosotros mismos, “nadie hará por ti lo que tú no hagas por ti mismo”.

Para esto es fundamental que hagamos un examen de conciencia cada día antes de dormirnos, en el que nos preguntemos ¿Cuáles fueron mis acciones el día de hoy?; ¿Fueron correctas o no? ;¿Ayudaron a mi crecimiento como persona o no?; ¿Ayude a los demás o no?; ¿En qué puedo mejorar?; ¿Cómo me sentí acerca de mí mismo el día de hoy?.  Con el paso del tiempo aprenderemos a detectar las acciones que no nos ayudan a mejorar y las iremos eliminando de nuestro hábitos poco a poco, para lo cual es importante que las tengamos bien identificadas.

2.- Enfoca tu atención en la práctica de las virtudes, más que en su reflexión

Es claro que antes de actuar debemos pensar.  Sin embargo, muchas veces pensamos demasiado y actuamos poco. Pondré otra vez el ejemplo de la dieta: ya sabemos que debemos bajar de peso y para ello debemos de cambiar nuestros hábitos alimenticios. Sin embargo, pensarlo no nos adelgazará. Es necesario forjar nuestra voluntad para comer ensalada en vez de garnachas todos los días y para ello debemos, efectivamente, cambiar los tacos por la ensalada, no imaginar que lo hacemos.

Lo anterior parecería muy simple, pero si no ponemos nuestra atención en nuestra voluntad y en nuestro esfuerzo más que en nuestra inteligencia, para forjar nuestro carácter a través de la virtud, nunca alcanzaremos nuestros objetivos.

Descarga el siguiente e-book de Carlos Llano Cifuentes que te ayudará a reflexionar sobre los aspectos que dificultan la adquisición de virtudes:



 Ebook Nota técnica Liderazgo del remo a la partitura

Topics: Virtudes, Carlos Llano, Valores

Bernardo Sosa

Escrito por Bernardo Sosa

Bernardo Sosa Iñigo es Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana. Además, estudió el programa Introducción a Dirección de Empresa (IDE) y el curso Finanzas para no financieros en la Universidad Panamericana. Trabajó dos años como asistente académico del Dr. Héctor Zagal y actualmente se encuentra trabajando como asistente del Director de la Cátedra Carlos Llano UP-IPADE, y como director de contenidos de la página web.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes