Familia y Sociedad

Razones para ayudar a los demás

[fa icon="calendar"] 1/02/17 6:00 / por Maria Teresa Pérez Arenzana

razones_para_ayudar.jpgAyudar consistirá no solo en prestar ayuda, sino en pedir ayuda, aunque no pidamos ayuda a quién le hayamos brindado, pero es saludable considerar que para nuestras necesidades también existe la ayuda pertinente.

 ¿Cuáles son las razones para ayudar?

Las razones que podemos encontrar para ayudar se sustentan en la igualdad esencial de los seres humanos con todo y las diferencias accidentales que presentamos unos con respecto de otros.

El hombre es un ser relacional por naturaleza, por ello los seres humanos no somos sujetos aislados. El fenómeno de la relacionalidad natural del ser humano es manifiesto desde la manera en que llegamos a este mundo, para lo cual hemos necesitado de un padre y una madre, de doctores y enfermeras, de amigos y bienhechores para enfrentar nuestro máximo desvalimiento, nacer. De aquí podemos extraer que en el fenómeno de la relacionalidad intervienen tres elementos:

  • yo (ego)
  • otro como yo (-que solo puede ser otro ser humano- alter ego)
  • y el vínculo que se establece.

Ahora bien, frente a la interacción de cualesquiera dos seres humanos siempre se producirá una relación entre ellos; ya sea que se pretenda dicha relación o que se establezca de manera fortuita. De cualquier manera, los vínculos se caracterizaran por la generación de expectativas, exigencias, acciones propias y consecuencias respectivas.

Gracias a que contamos con otras personas y con el resto de la realidad es que resulta posible paliar las debilidades propias como consecuencia de la vinculación propositiva. Puesto que, dadas las diferencias accidentales entre los seres humanos es que algunos tenemos ciertas fortalezas que nos son propias y de las cuales otras personas carecen, por ello es fundamental estar conscientes de nuestro papel nutricio para el resto de la sociedad.

En la medida en que nos percatemos que todos y cada uno tenemos algo que aportar, entonces actuaríamos responsablemente respecto al carácter mandatorio de nuestra participación; dado que de tal forma sería posible garantizar que siempre habrá ayuda disponible, que haya instituciones a las cuales acudir.

Reflexiones en torno a las razones para ayudar

Para cerrar este artículo quiero subrayar que, la ayuda tendrá la misión de contribuir al desarrollo de las personas solamente en los ámbitos en los que las personas o los grupos vulnerables no sean capaces de hacerlo por sí mismos.

Continua leyendo sobre ayuda: ¿En qué consiste la ayuda? / Tipos de ayuda y sus características

New Call-to-action

Topics: solidaridad, Ayuda

Maria Teresa Pérez Arenzana

Escrito por Maria Teresa Pérez Arenzana

Licenciada en Filosofía. Especialidad en Orientador Humanista y Psicoterapia Gestalt. Participante de talleres relativos al desarrollo humano: Manejo de conflictos, Intervención en crisis, Adicciones, Psicopatología, etc. Participante del programa Persona – Familia por el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa, IPADE. Maestría en Filosofía. Especialidad en Antropología y Ética. Ejerce la docencia como miembro de la Academia de Filosofía Social y Política, además de ser profesora invitada de la Academia de Antropología y Ética, en la Universidad Panamericana. Pertenece a la asociación científica: Círculo de Filosofía de la Naturaleza (CFN) con sede en París.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes