Academia

Modelos a seguir en la vida

[fa icon="calendar"] 15-sep-2017 5:00:00 / por Rubén Urtuzuástegui Jiménez

Modelos-a-seguir-en-la-vida.jpgLa sociedad se encuentra ávida de modelos y de roles a seguir, pero también está deseosa de entretenimiento.

El entretenimiento en la sociedad contemporánea se ha convertido en un artículo de primera necesidad y en un gran negocio, a tal grado que puede afirmarse que los superhéroes son fuente de súper ganancias. Sin embargo, muchos de los supuestos héroes contemporáneos están vacíos de contenido valioso para el espíritu. En la actualidad la influencia de los superhéroes se encuentra en todas partes, son un modelo a seguir desde el siglo XX a la fecha. Los vemos en las películas, cómics, televisión, video juegos, figuras de acción, estampas, etcétera. Sorprende que encontrándonos en la era del conocimiento tecnológico y de la verdad positiva, la gente persista en la búsqueda de esperanza en figuras míticas y fantásticas para enfrentar los problemas del modelo de trascendencia moderno. Las personas hablan de los superhéroes con fluidez. Otros los incluyen en sus decisiones cotidianas especialmente los niños, considerando cómo se comportaría un superhéroe en una situación concreta; finalmente el mundo del siglo XXI tiene una cultura en donde los superhéroes forman parte de sus actividades cotidianas.

La historia se ha ido construyendo a partir de los héroes, semidioses, dioses y criaturas que sólo existen en la imaginación de los hombres, pero a su vez realizan acciones que pueden ser llevadas a cabo en la cotidianidad por personas reales, con ideales altos y convicciones firmes. No obstante no dejan de ser un recurso imaginario, pero que en cierto modo dan una esperanza real al pueblo, polis, ciudad o país. Los héroes son aquellas personas que construyen la historia y la cambian, no sólo en un acontecimiento específico sino en la forma de concebir la vida y entender el cosmos. Muchos personajes, transformados por mentes abiertas en la universalidad que a su vez realizan actos particulares, han construido esta historia de la que depende la humanidad, avanzando hacia nuevas cosmovisiones, valores y modos de vida. Pero antes de llegar a los superhéroes actuales hay que analizar aquellos que han trasformado culturas enteras, revolucionado la ciencia, creado nuevas formas de vida y han impuesto grandes ideales para que la naturaleza humana cambie por completo. En la historia se ha visto cómo las grandes civilizaciones transmitían las hazañas de sus antepasados para formar a las futuras generaciones. Presentaban modelos de conducta ficticios o reales a través de los cuales se construía su identidad –Paídos–. Por ejemplo, vemos al guerrero, uno de los primeros modelos a seguir, como ideal del pueblo espartano. El héroe posee cualidades que todo hombre desea y en ocasiones, son asequibles para cualquier persona común y corriente, sobre todo en momentos en los que el ser humano se enfrenta al dolor, la muerte, el amor, la alegría, la esperanza… “En la vida de todos los hombres existen estas encrucijadas y enigmas que sin importar la cultura y la época, se constituyen como los puntos en los que la biografía, la cultura y lo humano coinciden”.1

El nacimiento de los héroes surge a partir de las necesidades básicas de cada momento histórico. Si hacemos un breve recorrido será posible apreciar la evolución de los distintos modelos de transcendencia en la humanidad, por ejemplo:

El estilo de vida de los nómadas se centraba en la supervivencia, en la que reinaba la “ley del más fuerte”. Por lo que la naturaleza decidía sus vidas.

Conforme el hombre fue capaz de comprender y dominar paulatinamente la naturaleza, transformó su vida creando ciudades que le permitieron dejar el estilo de vida nómada, para entonces establecerse en comunidades sedentarias. De esta manera dejaron de vivir día a día obteniendo una perspectiva de desarrollo y futuro. Para que esto sucediera pasaron por un proceso de moldeamiento en donde factores como el aprendizaje, el cambio de actitudes, la formación de hábitos, la observación, la imitación y mímesis, el aprendizaje social y la formación de una cultura fueron elementos clave de transformación no sólo en esta sino en toda la sociedad cuyos valores e ideales de trascendencia se fueron perfeccionando.

Por ejemplo: en el mundo antiguo se observaban magníficos ejemplos como Egipto, Mesopotamia, Persia, quienes vislumbraron su futuro en un destino predeterminado. Los egipcios al rendirle culto a varios ídolos o “dioses” pretendían influir en la naturaleza creyendo que ellos eran quienes la controlaban. Esto dio origen a un sinnúmero de prácticas supersticiosas y de pensamiento mágico.

Más tarde los griegos buscaron la propia identidad del hombre. Éste se vuelve el centro de todo lo que existe. Cada uno tiene su propio destino a través del cual busca permanecer en la gloria, en el recuerdo de todos, por medio del ejercicio de las virtudes generando con ello un alto prototipo personal. El ser humano comienza a proceder a través de un raciocinio lógico para conocer las cosas, se da cuenta que la naturaleza puede ser comprendida y por ende, dominada y determinada por el conocimiento de las causas y los efectos. Hay un elogio a la racionalidad. Todos los actos que hace son racionales, incluso se logra acceder a los designios divinos por medio de la razón.

Te invito a reflexionar sobre la importancia que tienen los comics para la masificación de modelos de conducta basados en la virtud y en el amor al conocimiento.

Artículo extraído de la tesis doctoral del Dr. Urtuzuástegui titulada Análisis de tres modelos de comportamiento de excelencia humana en la historia: el modelo griego, el judeocristiano hasta su secularización y la mitología contemporánea de los EEUU, como guía para la construcción de un modelo de comportamiento de excelencia en México y adaptado para este blog.

1 Choza and Choza, Ulises, Un Arquetipo de la Existencia Humana, p.8.

Ebook Libertad y Educación Cátedra Carlos Llano

Rubén Urtuzuástegui Jiménez

Escrito por Rubén Urtuzuástegui Jiménez

Rubén Urtuzuástegui Jiménez es Doctor en Gobierno y Cultura de las Organizaciones, Universidad de Navarra, Summa Cum Laude. Maestría en Gobierno y Cultura de las Organizaciones, Universidad de Navarra. Máster en Dirección de Empresas para Ejecutivos con Experiencia (MEDEX). Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE). Licenciatura en Ingeniería Industrial, Universidad Panamericana (UP). Carrera Técnica en Mécánica Automotriz y Diésel. Profesor del área de Factor Humano en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE). Competidor de primera fuerza nacional de Judo.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes