Management

El valor central de la persona humana en las organizaciones: unidad de vida práctica y vida teórica en Carlos Llano

[fa icon="calendar"] 24-ene-2018 9:04:00 / por Genara Castillo Córdova

 

Cátedra Carlos Llano UP-IPADE

Carlos Llano Cifuentes intentó conciliar lo variable y variado con lo permanente y radical en el ser humano. Este empeño está en la base de las claves de su generoso y profundo magisterio. Al respecto, Héctor Zagal, afirma: “Quizá esto es lo que más sorprende de Llano, su capacidad de combinar una intensa vida empresarial con sus afanes intelectuales. Los negocios y la academia no son para él dos esferas incompatibles”[1]. El secreto de ese ambicioso intento de conciliar la vida práctica con la vida teórica, radica en ese tratar de ser coherente con nuestra condición humana: no quiere renunciar ni perderse ni lo uno ni lo otro, porque el ser humano abarca los dos tipos de acción. Es un asunto de estricta coherencia y por eso de gran altitud de miras; porque no es solo coherente sin más, sino que sólo así se potencian y ganan tanto la vida práctica como la teórica, ya que en el ser humano hay una unidad y al tratar de no tener compartimentos estancos, se da entre ellas una constante y fructífera retroalimentación.

En esto Carlos Llano es muy clásico, y bastante aristotélico. Como es sabido, Aristóteles concibe dos tipos de acción del más alto nivel: la praxis ética y la teórica o energeia. Las dos son vitales y ninguna de ellas es asténica ni estática, están en continua actividad y destinadas al crecimiento gracias precisamente a esa dinámica de retroalimentación.

Es en la época moderna donde la actividad teórica se pierde de vista y se convierte en mera especulación, lo cual nos ha llevado a un racionalismo tal que ha devenido en la renuncia a pensar, porque –como es obvio– reducida a esa caricatura, no hay quien se vea movido a pensar, teorizar o filosofar en serio y se abre campo al predominio del relativismo y escepticismo.

En esa línea podemos decir que esa situación es todavía muy actual, y que “es una de las características de lo que Carlos Llano en el libro “Rescate ético de la Empresa y del Mercado” denominó como Ética post moderna que “recela de la razón e idolatra la imaginación y el sentimiento”. Pero la complejidad de los problemas es tal que necesitamos atrevernos a emplear la inteligencia en toda su profundidad y no sólo como racionalidad instrumental, técnica o mecánica”.[2]

Este es el segundo extracto que publicaremos del e-book “El valor central de la persona humana en las organizaciones”:

 Ebook valor central de la persona Cátedra Carlos Llano


[1] Zagal, Héctor, Acción y pensamiento, Revisa Istmo n. 288, OP. Cit.

[2] La frase citada corresponde a Llano, Carlos – ZAGAL, Héctor, Rescate ético de la empresa y el mercado, Editorial Trillas, 2001, p. 12. Y se recoge en el párrafo citado en Castillo, G., Virtudes del Trabajo Profesional, PAD–Escuela de Dirección de la Universidad de Piura, Lima, 2009, p. 16.

Genara Castillo Córdova

Escrito por Genara Castillo Córdova

Grado en Bachiller en Artes Liberales. Mención en Filosofía y licenciada en Ciencias de la educación por la Universidad de Piura. Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Navarra. Campos de investigación: Antropología de la dirección, antropología del trabajo, bioética, dirección de personal, persona y vida humana, ética y ética de los negocios.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes