Management

Una visión humana de la empresa

[fa icon="calendar"] 09-may-2018 16:02:00 / por Víctor Manuel Torres Pérez

 

Cátedra Carlos Llano UP-IPADE

En la obra Ser del hombre y hacer de la organización, Carlos Llano retoma la encíclica de Benedicto XVI, Caritas in veritate para remarcar la necesidad de mantener una visión humana en el contexto de la empresa. La constante crítica a las empresas con “mucha técnica y poca alma” es una clara consecuencia de los planteamientos que hemos delineado: el exceso en el afán de desarrollo técnico genera condiciones inhumanas en el sentido etimológico de la palabra.[1]

Uno de los factores antropológicos más importantes para la teoría de la acción es el tema de la voluntad y su relación con la libertad. Las acciones voluntarias son aquellas en las que el individuo decide libremente su curso de acción. Así, la dirección de personas debe fundamentarse más en la motivación que en la coerción. No obstante, la motivación también tiene límites. Si bien el camino más adecuado para la dirección de personas está en el establecimiento de un entorno favorable al ejercicio libre de la voluntad, esta misma voluntad puede negarse a acepta los fines que se le presentan. En otros términos, es posible que los individuos rechacen los fines y valores de la institución.

Si la eticidad de las acciones en el contexto empresarial no está disociada de la ejecución eficaz, debemos resolver esta tensión. Como vimos, los sistemas de control cognitivo permiten que los empleados asuman los valores empresariales como propios; sin embargo, dado que se trata de un mecanismo de manipulación subrepticia, las acciones que resultan de él no son completamente libres. Para que una acción sea auténticamente humana, debe haber de por medio una deliberación en torno a los medios y una decisión respecto de los fines que ésta persigue. Si en los actos no interviene el entendimiento y la voluntad, no tenemos acciones auténticamente humanas, sino meramente operativas. La tensión entre la posibilidad de rechazo a los fines y principios de la empresa y la necesidad de eficacia, entonces, depende de una distinción que hemos apuntado anteriormente: la diferencia entre desacuerdo e insubordinación.

Como bien afirma nuestro autor, a pesar de que las empresas tengan éxito, la forma de dirigir debe estar en constante cambio.[2] La naturaleza dinámica de la dirección abarca tanto las formas internas de organización y administración de los recursos humanos, como los aspectos operativos y técnicos de la empresa. Ambas dimensiones tienen un impacto directo en las personas que integran a la organización, pero en muchas ocasiones la dirección de la empresa tiene afectos significativos fuera de ella. En la empresa están involucradas dimensiones técnicas, humanas, sociales, económicas y políticas. Por este motivo, las personas a cargo de las organizaciones deben tener un alcance de miras suficientemente amplio para poder prever las consecuencias materiales y éticas de las acciones que llevan a cabo. Por lo anterior, además, es necesaria la flexibilidad en los sistemas de control y dirección, pues estos no pueden ser aplicados en forma universal a todas las empresas en todas las circunstancias. La dirección de empresas no consiste en la aplicación irreflexiva de herramientas técnicas, sino en su utilización prudente, con fines y medios moralmente legítimos.

Tomado de la tesis del Dr. Víctor Manuel Torres, titulada “De la idea a la acción. Un estudio sobre los principios operativos de la empresa con sentido humano en el pensamiento de Carlos Llano” pp. 227-229 y adaptado para su publicación en este blog.

New Call-to-action


[1] Cfr. Carlos Llano: Ser del hombre y hacer de la organización, p. 347-350

[2] Cfr. Carlos Llano: Los diez puntos neurálgicos del management contemporáneo, Cuadernos de Humanismo y Empresa, número 10, Universidad Panamericana, Facultad de Filosofía, p. 3 y siguientes.

Topics: Persona humana, Dignidad Humana, Antropología Filosófica

Víctor Manuel Torres Pérez

Escrito por Víctor Manuel Torres Pérez

Doctorado enfocado en Ejecución, Control y Gestión de empresas dentro del Departamento de Historia del Pensamiento de la Universidad Panamericana (UP), con cursos relacionados en DePaul University (Chicago, Illinois). Máster en Dirección de Empresas (MEDE), IPADE Business School. Licenciatura en Contaduría y Finanzas, Universidad de las Américas (UDLA). Profesor del área de Control e información directiva en el IPADE.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Lists by Topic

see all

Artículos por tema

ver todos

Artículos Recientes