Management

Enfrentar los miedos

[fa icon="calendar"] 18-nov-2016 6:00:00 / por Jorge Llaguno Sañudo

Enfrentar_los_miedos.jpg
 
En una de las escenas climáticas de la película Gladiador del maestro Ridley Scott, el héroe interpretado por Russell Crowe, Maximus, se enfrenta al emperador Comodus, brillantemente representado por Joaquin Phoenix (para los puristas: Maximus y Comodus son personajes reales, pero nunca se conocieron, pues vivieron con un poco más de 100 años de diferencia). Maximus está aparentemente indefenso, herido y a punto de sucumbir. Comodus, respaldado por sus guardias, fresco como lechuga y ansioso de eliminar al enemigo se le acerca y le dice algo así como "No tengo miedo de luchar contigo" y el héroe le responde "No Comodus. Toda tu vida has vivido con miedo..."

Es quizá una de las frases más contundentes que pueden decírsele a una persona. (Quizá no tan contundente como "has engordado", pero igualmente dramática). Haber vivido tu vida entera con miedo es no haberla vivido en lo absoluto. Solo "viven" quienes se atreven a enfrentar sus miedos y vencerlos, por superior o terrible que se vea la amenaza. Si bien el miedo es necesario para la supervivencia, también es indiscutible que, de no superarlo, convierte la existencia en un transcurrir un tanto mísero... Madurar es, en gran parte, aprender a superar el miedo.

En las culturas antiguas, las leyendas (del latin legenda, es decir: "lo que hay que leer"), funcionaban como vehículos para educar a la población de una cultura determinada en distintos temas y uno de ellos precisamente era el manejo del miedo, lo cual se lograba a través de las acciones de una figura ejemplar: un héroe o una heroína.

Resulta particularmente interesante la leyenda de Beowulf, más conocida en el mundo sajón, que en el latino. La historia comienza cuando una comunidad escandinava funda un pueblo al norte del mundo en un bosque paradisíaco (¿paradisíaco al norte del mundo? ya desde este momento sabemos que es una leyenda de corte fantástico). Construyen un hermoso castillo: el Heroth (Heorot), que en inglés antiguo significa "el corazón". En el centro del Heroth el pueblo danza y se alegra por la vida, pero estos cantos y bailes despiertan de su letargo a una bestia monstruosa: el Grendel quien, algo molesto por el escándalo de sus vecinos, ataca de improvisto y en sucesivas incursiones nocturnas mata a varios guerreros y secuestra a otros tantos para devorarlos.

Desesperados, piden ayuda a Beowulf, de la estirpe de Hygelac, un gran héroe eslavo, para que los salve. Beowulf, acompañado de sus 12 más fieles guerreros viaja hasta el Heroth y espera en la noche la aparición del Grendel al cual enfrenta y hiere gravemente. El Grendel logra huir pero Beowulf lo persigue hasta su guarida en lo profundo de un lago y lo mata, lo cual despierta a un segundo monstruo: la madre del Grendel, quien es un demonio más poderoso y temible que le ofrece poder sobre los hombres a cambio de entregarse a ella. Beowulf la vence, pero no sin antes ser inoculado con un veneno que lo atormentará por siempre. Beowulf es coronado rey y gobierna hasta el fin de sus días, cuando aparece un tercer enemigo: el dragón. La nueva bestia enfrenta al pueblo y todos huyen menos Beowulf y Wyglaf, un joven escudero. Beowulf mata al dragón, pero queda herido de muerte y unge al escudero como su heredero antes de ir "a reunirse con los últimos héroes".

Beowulf es un excelente ejemplo de la leyenda prototípica. Gracias a los retos que enfrenta y vence, se logra el nacimiento de una nación: nada más y nada menos que la Inglesa. De hecho, el poema de Beowulf, cuya versión escrita más antigua data aproximadamente del año 1000 D.C. se considera el texto más antiguo del idioma inglés. Los simbolismos son abundantes y hermosos, por ejemplo, que la alegría del corazón (el castillo) sea lo que despierte al monstruo (la envidia), que se dedica a destruir la comunidad... El terreno para combatir al monstruo es el propio corazón y una vez conquistado, hace falta salir y pelear solo contra las tentaciones (la madre del Grendel) y contra la muerte (el Dragón). Al final Beowulf no es héroe porque venza monstruos, es un héroe porque se conquista a sí mismo...

El miedo es una emoción primaria. La compartimos inclusive con los reptiles, quienes sólo pueden experimentar miedo e ira. Existe con un propósito claro: despertar nuestro instinto de supervivencia, activar nuestra atención y nuestras capacidades superiores, para protegernos de potenciales peligros. Pero si no sabemos manejarlo, en vez de ayudarnos, puede paralizarnos. Por otro lado, enfrentar los peligros sin haber hecho una evaluación objetiva de los mismos, pone en riesgo nuestra persona, se trate de una amenaza material (un animal, un auto en la calle, etc.) o abstracta (independizarnos profesionalmente, un reto personal, etc.).

Vivir sin miedo es tan peligroso, como vivir permanentemente en el miedo. La valentía, como toda virtud, representa el punto medio entre dos extremos indeseables: la cobardía y la temeridad (respectivamente, el exceso o la ausencia del miedo). Lejos del arquetipo de héroe hollywoodense (que demuestra su "valentía" a punta de balazos), la valentía tiene que ver con no dejar que el miedo nos avasalle, ni tampoco actuar irresponsablemente: saber evaluar la realidad con objetividad y actuar. Carlos Llano proponía una matriz muy simple, partiendo de dos preguntas: ¿Es la amenaza superior a mis fuerzas? y ¿La amenaza está dirigida al núcleo de mi existencia?

 
 
manejo_del_miedo.jpg

 

Queda la cuestión acerca de qué hacer en caso de no poder huir ante una amenaza más fuerte y que va a destruirme. Por ejemplo, una enfermedad terminal. Huir no es posible, queda enfrentarla, con garbo y gallardía, es decir, no resignarse, que implica dejar el control de mi vida a la situación, sino aceptarlo y seguir siendo quien decide la actitud con la que enfrento a la enfermedad.

Un Héroe es quien enfrenta retos aparentemente insuperables y los vence. Sin embargo, sus más grandes conquistas son el miedo, el fracaso o la soledad, que radican dentro de su propio corazón. Seamos héroes.

Descarga el siguiente e-book del Dr. Carlos Llano Cifuentes:

vida_consumista_carlos_llano

Topics: Miedo

Jorge Llaguno Sañudo

Escrito por Jorge Llaguno Sañudo

Full time professor of Human Factor and also Academic Director of the Executive MBA program at IPADE, the Top Business School in Mexico. Since 1998 I've worked as a consultant in Leadership, Team Development and Organizational Culture at several major companies in Mexico.