Management

Ernest Shackleton: Heroísmo y liderazgo contemporáneo

[fa icon="calendar"] 27-sep-2017 5:00:00 / por Ricardo Aparicio Castillo

Ernest_Shackeleton.jpgLos griegos encontraron muchas respuestas al sentido de la vida humana y, en su búsqueda, hallaron elementos de comportamiento tan poderosos que establecieron pautas para una vida de elevada trascendencia. ¿Es posible que modelos de comportamiento del pasado sirvan como pauta para la conducta para otras personas en el futuro?

Hay almas que tienen hambre de gloria y hay almas que tienen hambre de pan. Platón

Si revisamos la hazaña que vivió sir Ernest Shackleton, vemos que es posible enfrentar situaciones a partir de convicciones personales o de certezas asimiladas en la propia cultura. ¿Hay situaciones que demandan arriesgar u ofrendar la vida? En caso afirmativo, ¿cuáles son esas circunstancias? ¿Qué impulsa a un hombre a enfrentarlas?El caso de sir Ernest Shackleton es un ejemplo de liderazgo y espíritu de equipo admirable. Con objeto de reclutar una tripulación de intrépidos marineros, Shackleton circuló un anunció con el que invitaba a sumarse a su expedición para cruzar el Polo Sur de punta a punta que decía: <<Se requieren treinta hombres para una labor sumamente peligrosa, con jornadas de trabajo agotadoras y horarios indeterminados; el salario no es considerablemente elevado, las condiciones climatológicas, en caso de ser desfavorables, podrían costar vidas; su mayor recompensa: la gloria>>.

Ante una convocatoria de esta naturaleza, un hombre contemporáneo se adelantaría a pronosticar que muy pocos –o quizá nadie- se anotaría a esa aventura. Pero Shackleton recibió miles de solicitudes y se pudo dar el lujo de escoger la que, en su opinión, sería la mejor tripulación disponible en esas circunstancias.

Si la propuesta del explorador parece fantasiosa, una analogía nos permite ver que se da con frecuencia una respuesta similar, aunque en casos diferentes. En muchos países, la empresa familiar convoca a diferentes miembros de la familia para empezar negocios con una inversión inicial mínima, conocimiento limitado del mercado y poco más que la capacidad de sus miembros de trabajar por poca paga, en jornadas extenuantes y con escasas posibilidades de éxito.

Ese patrón se repite en innumerables ocasiones y las familias apoyan esos esfuerzos con la ilusión de alcanzar un mejor futuro. La fuerza motora, el impulso, se encuentra en el perfil de trascendencia de quienes afrontan esas circunstancias. La hazaña de Shackleton no se recuerda porque se propuso un sueño alto o porque deseaba ampliar el conocimiento humano, su verdadera hazaña consistió en comprometerse con todo su equipo a regresar a salvo, sin pérdida de vidas en circunstancias en las que era casi imposible lograrlo.

Su barco encalló y se hundió triturado por el movimiento del hielo antártico; recuperaron lo indispensable de la embarcación y se movieron a pie en un clima extremo hasta encontrar aguas navegables. El capitán partió con pocos hombres hacia la isla más cercana. Tras varios meses y varios intentos, logró rescatar viva a toda la tripulación, propósito que le supuso arriesgar al máximo su propia vida.

¿Se puede considerar como un héroe a Shackleton por su hazaña? La respuesta es sí. Entonces: ¿en qué consiste ser héroe? ¿Dónde se aprende? ¿Quién se lo propone? El modelo de trascendencia humano aporta algunas respuestas a estas interrogantes.

*Publicado originalmente en la revista ISTMO el 20 de noviembre del 2013

entrevista simpatica carlos llano filosofia empresa

Pantalla_presentacion_CarlosLlano_7libros

Ricardo Aparicio Castillo

Escrito por Ricardo Aparicio Castillo

Ricardo Aparicio Castillo es candidato a doctor en Gobierno y Cultura de las Organizaciones, Instituto de Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra (UNAV), con la tesis: “La sucesión en la dirección general desde la perspectiva del fundador en empresas familiares mexicanas”. Máster en Gobierno y Cultura de las Organizaciones, Universidad de Navarra. Máster en Dirección de Empresas, Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE). Licenciatura en Ingeniería Mecánica-Eléctrica, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Profesor del área de Factor Humano en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE).

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes