Management

Innovación en el modo de dirigir: nuevas caras del liderazgo, algunas ideas del doctor Carlos Llano.

[fa icon="calendar"] 16 oct. 2019 11:48:35 / por Carlos Ruiz González

 

Cátedra Carlos Llano UP-IPADE

Para hablar de un modo de dirigir innovador, más que hablar de los distintos tipos de innovaciones, usemos un enfoque disruptivo. A continuación, seis ideas sobre el liderazgo en dirección.

1.- La relación humildad-liderazgo: el líder humilde

  • Es una paradoja en los enfoques tradicionales (antiguos) de liderazgo: el líder es lo contrario de humilde (algo vanidoso, orgulloso y hasta soberbio). Llano reenfoca el tema: un buen líder es humilde, es objetivo consigo mismo.
  • “Nadie es capaz de todo, nadie es incapaz de nada”. La humildad nos lleva a reconocer capacidades y limitaciones.

2.- El líder como buen maestro (animador, coach)

  • Otra paradoja: la amistad en la empresa ¿No vamos a la empresa a hacer negocios, a ganar dinero? Llano reenfoca: en la empresa bien concebida, las personas crecen (el llamado “valor humano agregado”) y así la empresa es lugar donde se puede obtener amistades.
  • El líder como amigo: la primacía de la persona sobre la tarea. “Al buen líder le interesan más las personas que hacen las cosas, que las cosas que hacen las personas”.
  • Enseñar con el ejemplo: “Nadie puede pretender que los demás adquieran cualidades que él no lucha por adquirir”.
  • Cariño y exigencia: finalmente, los buenos líderes conjugan estas dos características, manifiestan cariño y amistad a sus liderados y, precisamente por ello, por buscar su bien, saben ser exigentes (pensemos en un buen maestro o un buen jefe que hayamos tenido, que nos haya verdaderamente ayudado a crecer como persona, seguramente manifiesta cariño, pero era exigente a la vez).

3.- Dos características importantes: pericia y empatía

  • Todos los líderes eficaces poseen estas cualidades: la empatía (capacidad de ponerse en el lugar de los otros) y la pericia (el dominio maestro de un tema o técnica).
  • La empatía nos permite entender bien a los demás: conocer sus inquietudes, anhelos, temores e intereses. Este conocimiento sirve para liderar mejor.
  • La pericia es una especie de certificación. Al ser peritos en algo hemos demostrado que conocemos (por haberlo practicado) el esfuerzo que conlleva aprender algo a nivel de expertise. Así podemos exigir con conocimiento de causa y también dar ejemplo.

4.- El líder como un integrante más del equipo

  • Una de las ideas más revolucionarias de Llano: considerar que el líder era una parte del equipo, un integrante más, diferenciándose de la mayoría de los autores que tratan el tema y consideran que hay un líder y un grupo de seguidores.
  • Para Llano, el líder es “uno más”, con facultades distintas (de gobierno) es cierto, pero siempre reconociendo que los logros no serán de él, sino del equipo, y reconociendo, además, que sus subordinados pueden superarlo en capacidades, habilidades y competencias. Es precisamente el líder quien, con sus capacidades de gobernar (que no de mandar) aprovecha las capacidades de todos los integrantes del equipo, logrando sinergia.
  • “Suele decirse que el líder es el primero, pero este término es vacío de sentido, si no se especifica en qué debe serlo. El liderazgo, bien entendido, no es tener el primer lugar en el mando, sino en el ejemplo”.

5.- El líder, como líder de sí mismo

  • Para Llano, la persona más difícil de mandar es uno mismo. En efecto, a veces no nos “obedecemos”: quizá una de las piedras de toque del liderazgo es precisamente ser capaz de dirigirse uno mismo.

6.- El verdadero y auténtico líder ve al liderazgo como una misión y no como una manera de hacerse de poder.

  • Para Llano, el liderazgo exige una enorme dosis de modestia y sobre todo de humildad. Lo consideraba incompatible con la soberbia, el engreimiento, la arrogancia la egolatría, la altivez, o la vanidad. Para Llano, un líder vanidoso, narcisista, fatuo o presuntuoso, con demasiado amor propio, convencido de la propia excelencia, admirador de sí mismo y enamorado de su persona, sería siempre un líder deplorable y peligroso.

 

Entrevista realizada al Dr. Carlos Llano (2010) y transcrita por Carlos Ruiz González en el artículo Liderazgo e innovación en la nueva economía, publicado en la revista ISTMO, No.350 junio-julio 2017. Parte de esta se publicó en la revista Expansión en junio de 2010.

Nueva llamada a la acción

Topics: Acción directiva, Humildad, Director de empresa, Dirección general

Carlos Ruiz González

Escrito por Carlos Ruiz González

Doctorado en Filosofía, Universidad de Navarra (UNAV), España. Doctorado en Administración, École des Hautes Études Commerciales (HEC), Francia. Máster en Dirección de Empresas, Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE). Ingeniería Civil, Universidad Iberoamericana (UIA). Profesor del área de Política de Empresa en el IPADE.

ebook ayuda servicio justicia responsabilidad social y empresarial

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Lists by Topic

see all

Artículos por tema

ver todos

Artículos Recientes