Management

Por qué invertir en México

[fa icon="calendar"] 15-feb-2017 8:00:00 / por Miguel León Garza


shutterstock_125342444.jpgMéxico se distingue hoy por hoy, por el gran potencial de su joven población, capaz de aprovechar las oportunidades que ofrece el siglo XXI. Somos un México que prevalece por sus tradiciones y valores familiares, que nos hacen diferentes de las grandes potencias. Somos un país que a pesar de las dificultades por las que atraviesa, ocupamos el segundo lugar en términos de felicidad de acuerdo al “happy planet index score”, ocupando el primer lugar Costa Rica  [1].

Formación para un buen líder

Es importante en el sistema educativo, no solamente transmitir conocimiento, sino formar líderes, y éstos se forman más por la vía de la experiencia. Los líderes se forman cuando sus mentores son ejemplo de responsabilidad social y están comprometidos con lo que hacen, por eso la importancia de implementar poco a poco, pero sin pausa, la reforma educativa. Los líderes actuales deben de tener una visión global, debidamente capacitados al día en materia de tecnología, con la capacidad de tomar riesgos, de hacer énfasis en las relaciones cliente-proveedor, nuevas estructuras organizacionales, cambios en las expectativas del cliente.

Existen líderes carismáticos que buscan su propio beneficio y que van a buscar la popularidad, el prestigio, el poder, la posición social, la preponderancia y que son aspirantes a dictadores como ya se ha visto en América Latina. Ellos son la muestra indiscutible de los hombres que se mueven en el ámbito del poder y no de la autoridad al servicio de los demás. Los líderes deben de ser carismáticos, humildes, con vocación de servicio y entregados a los demás. En el siglo XXI parece que tenemos una gran ausencia de este tipo de perfiles.

Elecciones 2018 México

Una sociedad más informada, más crítica, más participativa, a través de las redes sociales, obliga a una mayor transparencia, sobre todo en el caso del hombre público.

En el escenario político se ha iniciado la contienda por las elecciones de 2018. En este sentido, debemos ser muy cuidadosos ante los falsos líderes que prometen mucho y se oponen a un liderazgo auténtico con valores que buscan el desarrollo y crecimiento de la población.

Cómo oposición, es fácil criticar y destruir las instituciones que nos han llevado a una alternativa en el poder a partir del año 2000.

Líderes del siglo XXI

México, al ser una sociedad con grandes tradiciones, en donde el centro de la convivencia es la familia, nos encontramos ante una nueva generación de líderes con nuevas actitudes y capacidades, así como nuevas responsabilidades, con una mayor conciencia social, resultado de una mayor transparencia dada la apertura de las telecomunicaciones y una mayor integración a una comunidad urbana cada vez más global.

Los líderes del siglo XXI que llevarán a cabo las grandes transformaciones que se requieren en México, ya nacieron, muchos de ellos vivirán en el anonimato, pero comprometidos con su trabajo, con una visión diferente, y dentro de una sociedad cada día más preparada, con una conciencia sustentable en lo económico, ecológico y social, capaces de desarrollar un liderazgo auténtico ligado a valores y principios básicos de la convivencia humana.

Desarrollo sustentable

Desde luego existen naciones comprometidas en lo ecológico, en lo económico y en lo social en busca de una comunidad sustentable, sin embargo existen otras condiciones económicas desfavorables, que hacen lo contrario. El desarrollo de estos países parece no ser sustentable, generando un desequilibrio global. Tal parece que el modelo Chino de crecimiento no será sustentable en el largo plazo y el proceso de concientización no será fácil.

La distribución de la riqueza en nuestro país  se ha polarizado, de tal manera que una persona extremadamente rica fija su razón de ser en lo económico y otra, con un alto grado de pobreza, en la supervivencia. En ambos casos, el hombre deja de ser íntegro, socialmente responsable, incapaz de generar valor económico agregado o valor humano agregado; en síntesis, deja de ser un “hombre total[2]”.

 

Este artículo ha sido extraído de una participación del profesor  Miguel León dentro del libro “La responsabilidad del porvenir”, cuyo coordinador es Arturo Oropeza García y fue publicado en el año 2016.

[1] De acuerdo al “Índice de felicidad mundial” (http: //www.happyplanetindex.org/data/)

[2] Término utilizado por el cardenal Joseph Hoffner, en su discurso de aceptación del grado de Doctor Honoris Causa por parte de la UP y del IPADE.

 Ebook Decadencia y auge de la dirección general

Topics: Management, Inversión en México

Miguel León Garza

Escrito por Miguel León Garza

Professor at IPADE and Education Management Consultant.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Lists by Topic

see all

Artículos por tema

ver todos

Artículos Recientes