Management

Principios fundamentales de la ética en las empresas

[fa icon="calendar"] 22-may-2018 11:15:00 / por Juan M. Elegido

 

Cátedra Carlos Llano UP-IPADE

Con el fin de usar en forma sistemática un procedimiento en los problemas de la ética empresarial, primero tenemos que identificar los principios éticos fundamentales. El problema es muy complejo y controvertido de distintas maneras. Por fortuna, no tenemos que emprender aquí la elaboración de una lista completa de los principios éticos últimos. El alcance de este libro se restringe a la ética empresarial, y por lo tanto bastará para nuestros fines con que examinemos un número de principios éticos de especial importancia, a fin de tomar las decisiones correctas en la vida empresarial, sin entrar a la cuestión de hasta qué punto cada uno de ellos es verdaderamente último. Con estas advertencias en mente presentamos la siguiente lista, que consideramos razonablemente completa, de principios (más o menos) independientes y últimos de la ética empresarial:

  • Principio de solidaridad: “Tenemos que preocuparnos por promover el bienestar de todos los seres humanos, no sólo el nuestro. En la medida en que no lo hagamos, socavaremos nuestra propia realización”.
  • Principio de racionalidad: “Siempre debemos esforzarnos por actuar inteligentemente”.
  • Principio de equidad o imparcialidad: “Debemos aplicar los mismos criterios para juzgar nuestras propias acciones, las de las personas que queremos, y las de los extraños”.
  • Principio de eficiencia: “No bastan las buenas intenciones para tratar de promover la realización humana; tenemos que esforzarnos por usar medios eficaces”.
  • Principio de abstenerse de elegir dañar a un ser humano: “Nunca debemos elegir directamente el dañar a un ser humano en un aspecto de su identidad personal.”
  • Principio de la responsabilidad del papel que hay que desempeñar: “No tenemos la misma responsabilidad por todos los aspectos del bienestar de todos los seres humanos. Nuestras circunstancias, capacidades, papeles que hay que desempeñar y compromisos específicos nos dan responsabilidad prioritaria por ciertos aspectos del bienestar de ciertas personas”.
  • Principio de aceptación de efectos colaterales perniciosos: “Bajo ciertas circunstancias, puede ser razonable realizar acciones que probablemente e incluso seguramente, provocarán efectos colaterales perniciosos”.
  • Principio de cooperación con la inmoralidad: “Bajo ciertas circunstancias, puede ser razonable cooperar en ciertas formas en las acciones inmorales de otras personas”.

Este artículo está extraído del libro “Fundamentos de ética de empresa, la perspectiva de un país en desarrollo”, escrito por Juan M. Elegido.

Nueva llamada a la acción

 

Topics: Persona humana, Ética en la empresa

Juan M. Elegido

Escrito por Juan M. Elegido

Juan Manuel Elegido nació en Madrid, España, el 26 de octubre de 1952. Obtuvo su licenciatura en Derecho en la Universidad de Madrid e hizo su doctorado, también en Derecho, en la Universidad de Navarra. En 1977 se trasladó a Nigeria, donde ha residido desde entonces. Ha sido profesor de Teoría General del Derecho y Filosofía del Derecho en la Universidad de Anambra State (Nigeria), y desde 1991 es Director del Derpartamento de Ética Empresarial de Lagos Buiness School. Es autor del libro Fundamentos de Ética de Empresa: La perspectiva de un país en desarrollo (versión en español, IPADE, 1998) y otro libro sobre Teoría General del Derecho. También ha publicado numerosos artículos jurídicos y de ética empresarial en revistas especializadas.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes