Filosofía

Filosofía, libertad y trascendencia

[fa icon="calendar"] 10/1/18 6:05 / por Arturo Picos

Cáterdra Carlos Llano UP-IPADE

Nada más lejano del pensamiento de Carlos Llano que la idea de libertad entendida como mera espontaneidad del gusto o arbitrariedad del capricho. 

Si hubiera que escoger algún sentido preferencial, entre los muchos sentidos que propone para este concepto, habría que apuntar al de la libertad entendida como proyecto, esto es, como autodeterminación entitativa que culmina en el otro. Esto es así porque para él la libertad tiene su raíz última en Dios, único dador de la libertad, capaz de moverla desde dentro, y otredad absoluta.

Entre los proyectos que la libertad humana es capaz de emprender, ninguno tiene el alcance que Llano reserva a la libre donación de la persona humana a un Dios personal, trascendente y amoroso.

Esa entrega comporta una confianza mayúscula, que entraña un conocimiento alimentado en su base por la misma libertad. Entre los esfuerzos cognoscitivos de esta índole, además del propio de la fe religiosa, está precisamente el conocimiento filosófico.

Con esto entro en el último terreno donde deseo ejemplificar, la importancia que concede Llano al tema de la libertad. Sabemos que su pensamiento, en su expresión más filosófica, es decididamente metafísico, no en el sentido de la ontología escolástica o racionalista, sino como aproximación al estudio del ser del hombre, por una parte, y del ser de Dios por otra. Para él, la metafísica es un estudio del hombre libre frente a su destino, donde el punto central del horizonte filosófico no lo ocupa otra realidad que la de Dios. Pero también hay que subrayar que en este punto es muy cauteloso.

El conocimiento que tenemos de Dios es paupérrimo, y aunque contamos con el recurso del conocimiento por analogía, su alcance es muy limitado, hasta llegar a tocarse en muchos puntos con cierto agnosticismo.

El conocimiento que el hombre puede intentar respecto de Dios se topa siempre con la dificultad que entraña su continua vinculación a lo sensible. En esto Llano tampoco pierde su característico realismo.

¿Cómo entonces conseguir que el hombre separe de sí algo que le es tan connatural como la referencia sensible propia de todo conocimiento intelectual para acceder a la realidad suprasensible por excelencia qué es Dios? La libertad juega aquí una vez más un papel determinante, ante la evidente limitación de las solas fuerzas naturales de nuestra inteligencia para alcanzar la realidad de lo divino, la libre voluntad es capaz de operar una elevación sobre sí misma que logra separarlo de alguna manera de su condición inmiscuida en lo sensible.

Por eso, cuando Llano habla en Filosofía, de abstracción, no hace referencia únicamente a una coordenada intelectual, también implica un acto volitivo: el que lleva a cabo quien se desapega libremente respecto de lo que le impide alcanzar el conocimiento de Dios.

Salir de sí es, pues, un rasgo más de la libertad, con el que el hombre se pone en condiciones de alcanzar la libertad definitiva en relación amorosa con Dios.

Este es el tercer extracto que publicamos del e-Book “Libertad, algo más que un vocablo”:

New Call-to-action

Topics: Libertad y libre albedrío, libertad, Dios, Trascendencia, Amor

Arturo Picos

Escrito por Arturo Picos

Licenciatura en Filosofía por la Universidad Panamericana. Doctorado en Filosofía por la Universidad de Navarra. Programa de Dirección (D-1, IPADE). Profesor del Área de Filosofía y Empresa y director de Preceptoría en el Programa MEDEX, IPADE, sede México. Director de la Cátedra UP-IPADE «Carlos Llano». Miembro de Número de la Fundación Interamericana Ciencia y Vida.

ebook ayuda servicio justicia responsabilidad social y empresarial

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Lists by Topic

see all

Artículos por tema

ver todos

Artículos Recientes