Management

La Humildad en el Director de Empresa

[fa icon="calendar"] 07-dic-2016 5:53:00 / por Pedro Beltrán Santiago

humildad_carlos_llano.jpg

Tratar el tema de la humildad en los líderes no es una tarea fácil, el director debe ejercer constantemente la autorreflexión, para poder lograr una vida virtuosa con la cual impacte positivamente la vida de los demás y los ayude a crecer.

La humildad según Carlos Llano Cifuentes

Carlos Llano afirma de forma sintética que la humildad es: “Ser auténtico, sin pretensiones ni arrogancia” (Llano, 2004).

Al desarrollar la relación entre Humildad y Firmeza, el Dr. Llano comenta que es una dualidad aparentemente paradójica, y que muchos de los grandes líderes han demostrado que la humildad no significa hacerse menos o tener una baja autoestima. Al contrario la humildad significa saber quién eres y por lo tanto saber qué necesitas como líder para poder lograr los resultados esperados.

Soberbia en el Director

Por otro lado, en mi experiencia en el trabajo con directivos he notado que uno de los defectos más importantes y que afectan más a las empresas en su funcionamiento y sus relaciones es la Soberbia, que definida por la Real Academia es “Satisfacción y envanecimiento por la contemplación de las propias prendas con menosprecio de los demás” (Real Academia Española, 2016)

La Soberbia de muchos directores ocasiona distanciamiento entre ellos mismos y distanciamiento con su personal, conflictos humanos y evita la visión objetiva de la realidad, lo cual lleva a un autoengaño y toma de decisiones erróneas.

El Director y la humildad

La virtud de la humildad permite al directivo ejercer el mando con:

  • Objetividad en el diagnóstico: es abierto a las opiniones de los demás y acepta cuando está equivocado, sin menguar su autoridad.
  • Confianza en la delegación: no piensa que él es el único capacitado para resolver una situación. Cree en el potencial de su personal y lo desarrolla.
  • Trabajo en equipo: puede y disfruta trabajar con otros, ya que los respeta y los complementa.

Otro autor que destaca la importancia de la Humildad es el Dr. David Issacs que la define como:

“Reconocer sus propias insuficiencias, cualidades y capacidades y las aprovecha sin llamar la atención ni requerir el aplauso ajeno” (Issacs, 1985).

Esto es lo contrario a la negación de sí mismo, ya que la humildad es reconocerse de forma amplia, tanto en las debilidades como en fortalezas ante las circunstancias que implica la vida y el trabajo.

Ventajas de la humildad

Esto crea un ambiente adecuado para la convivencia entre los integrantes de la organización, ya que nadie se cree superior a nadie y está dispuesto a dar lo mejor de cada uno para el logro de los objetivos grupales, esto es para el bien común.

Adicionalmente la persona humilde también reconoce las cualidades de los demás y esto permite el trabajo en equipo. Por lo que educar esta virtud en todo el personal y no solo en los directivos, beneficia significativamente a toda la organización.

Las empresas deben fomentar y educar esta virtud, que les permitirá ser realistas y por lo tanto poder ponerse retos para la mejora del desempeño personal y grupal.

La humildad necesaria en el líder

Ciertamente la humildad en el director no es un tema sencillo de tratar, el ser y el deber ser se encuentran muy alejados entre sí. Sin embargo, la humildad debe ser un rasgo esencial que todo líder debe poseer, so pena de que dicho liderazgo se convierta, con el tiempo, en tiranía.

Si eres un director de empresa o tienes personas a tu cargo, te invito a preguntarte ¿Soy humilde? ¿Qué rasgos de mi personalidad revelan mi soberbia? ¿Cuál es el trato que tengo hacia mis subordinados?

Texto tomado de la disertación académica: “La Filosofía de Santo Tomás de Aquino aplicada al proceso de asesoría y de consejo personal a directivos”, escrito en 2015.

derechos_humanos_virtudes_fundamentales

 

*Ilustración: Winslow Homer “The Fog Warning,” 1885, Estados Unidos. Museum of Fine Arts, Boston

Topics: Management, Humildad

Pedro Beltrán Santiago

Escrito por Pedro Beltrán Santiago

MBA por el Tecnológico del Monterrey -TEC- y D1 por el Instituto Panamericano de Empresa -IPADE-. Ha trabajado 4 años en Instituciones Públicas de Educación Media y Superior, 31 años como profesor a nivel Licenciatura y Maestría, 35 años como Pedagogo Empresarial dando asesoría y capacitación para empresas e instituciones. Desea aportar a la Pedagogía empresarial la integración de los talentos de Maestros, graduados y alumnos en acción dentro de las empresas más importantes de México. Contacto: pbeltran@up.edu.mx

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes