Management

La paciencia-fortaleza para el éxito empresarial

[fa icon="calendar"] 03-feb-2017 6:00:00 / por Pedro Beltrán Santiago

fortaleza_catedra_carlos_llano.jpg

El trabajo diario en una empresa es arduo, se requiere de una actitud paciente para tomar decisiones correctas que tengan como fin el crecimiento de la organización y el de su personal.

El director debe de contagiar dicha paciencia a sus colaboradores, recordemos que el timón del barco (empresa) lo lleva él.

La virtud de la paciencia

La definición de esta virtud que expone el Dr. Isaacs es:

“Una vez conocida o presentida una dificultad a superar o un bien deseado que tarda en llegar soporta las molestias presentes con serenidad” (Issacs, 1985).

En las organizaciones hay retos constantemente que a pesar de la laboriosidad de sus integrantes presentan obstáculos y situaciones que pueden ir desde la incertidumbre hasta las crisis económicas y/ó estructurales.

Acciones educativas

En esos momentos es importante fortalecer en los directivos y el personal su capacidad de soportar con serenidad los desafíos y las circunstancias negativas y trabajar sabiendo que vendrá el resultado positivo.

Para esto la empresa puede implementar acciones educativas que ayuden en primer lugar al análisis de la situación, la toma de decisiones, los acuerdos y a mantener la comunicación positiva y la esperanza de los integrantes de la empresa.

Recordando que la virtud cardinal de la Fortaleza está compuesta de dos partes (acometer y resistir), la paciencia es esa fortaleza en resistir que va formando la perseverancia.

Fortaleza

Conviene que reflexionemos en que el ambiente psicológico y actitudinal de los integrantes de la empresa tiene una influencia muy importante, ya que al existir cierta incertidumbre, hay personas que no tienen la fortaleza de resistir y al dudar pueden influir negativamente en otras personas y muchas veces la desesperación provoca tomar malas decisiones que conllevan a una problemática mayor que va complicando aún más las cosas, convirtiéndose en un ciclo negativo y vicioso.

Saber esperar puede fomentar mejores actitudes y crear un círculo virtuoso que influya positivamente en el ambiente laboral. Por eso la importancia de realizar acciones educativas que nos ayuden a fomentar la paciencia.

Por lo anterior es importante que se establezcan en la empresa acciones educativas en las cuales los empleados puedan compartir sus incertidumbres, puedan analizar las circunstancias y las alternativas y aprendan a hacer planes practicando la paciencia en la espera de resultados positivos como consecuencia de un trabajo bien hecho.

Los beneficios de ser pacientes

Ser pacientes puede brindar enormes beneficios en la toma de decisiones. De lo contrario, corremos el riesgo de alterar nuestro juicio acerca de una realidad determinada y por consiguiente tomar una decisión que dañe a la empresa y a las personas que la conforman.

Texto tomado de la disertación académica: “La Filosofía de Santo Tomás de Aquino aplicada al proceso de asesoría y de consejo personal a directivos”, escrito en 2015.

Ebook Decadencia y auge de la dirección general

Topics: Virtudes, Fortaleza

Pedro Beltrán Santiago

Escrito por Pedro Beltrán Santiago

MBA por el Tecnológico del Monterrey -TEC- y D1 por el Instituto Panamericano de Empresa -IPADE-. Ha trabajado 4 años en Instituciones Públicas de Educación Media y Superior, 31 años como profesor a nivel Licenciatura y Maestría, 35 años como Pedagogo Empresarial dando asesoría y capacitación para empresas e instituciones. Desea aportar a la Pedagogía empresarial la integración de los talentos de Maestros, graduados y alumnos en acción dentro de las empresas más importantes de México. Contacto: pbeltran@up.edu.mx

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Artículos Recientes