Management

Pensar claro y querer firme

[fa icon="calendar"] 27-feb-2020 15:37:55 / por Laura Cremades Granja

 

Cátedra Carlos Llano UP-IPADE

Parece que la afectividad impide a las personas actuar tan éticamente como desearían. Los impulsos llevan a reaccionar de maneras insospechadas, podría decirse ciertamente que son reacciones irracionales y, en muchas ocasiones, perjudiciales. Carlos Llano propone soluciones a este problema en su libro Formación de la Inteligencia, la Voluntad y el Carácter. En esta serie de escritos se presenta un resumen con aspectos relevantes de este libro, que es de gran utilidad para toda persona interesada en alcanzar una mayor comprensión de sí mismo y en mejorar su comportamiento.

Carlos Llano expresa de sí mismo que es posible que se le culpe de voluntarismo, pero que él defiende la postura aristotélico tomista que sostiene que lo natural en el ser humano y más importante es que las facultades espirituales (inteligencia, voluntad, sindéresis) prevalezcan sobre las facultades menores (la afectividad y la dimensión físico-biológica), mediante un dominio político. “Las sustancias o personas no actúan si no es por medio de determinados instrumentos intrínsecos de acción que reciben el nombre de facultades o potencias; y lo reciben de un modo muy propio, ya que son aquellas realidades del ser humano que potencian o facultan al hombre como tal para modificarse a sí mismo y proceder a la modificación de su entorno. La filosofía clásica hizo célebre un adagio que ha sido universalmente admitido hasta el momento contemporáneo, según el cual las sustancias no son directamente operativas, la formación de la persona se convierte en la formación de la inteligencia, la voluntad y la relación de éstas con los sentimientos. Lo mismo sucede a la inversa, aunque el mencionado adagio no lo explicite: el hombre tampoco es directamente modificable por otra realidad, persona o cosa. La amplísima modificación de la que es susceptible debe a su vez recibirse por medio de las mismas facultades o potencias que no son por tanto sólo activas –brazos o instrumentos del espíritu para actuar- sino también pasivas capaces de recibir los efectos o el influjo de las acciones del exterior y de las acciones propias”[1]. Es decir, el ser humano es modificable en la medida en que se modifican facultades espirituales que son principalmente la inteligencia y la voluntad (y su complejidad, donde entra la sindéresis siguiendo a Leonardo Polo y a Juan Fernando Sellés y otros autores de la antropología trascendente). Tal vez por eso han sido tan impactantes las campañas en redes sociales y en medios de comunicación, que quieren convencer a la inteligencia con sus argumentaciones.

La clave que da Llano para la formación de la persona de manera que facilite la ética la explica de la siguiente manera: “el antiguo problema de la formación humana es ahora un problema completamente nuevo, en el que tal parecería que está todo por hacerse. Se requiere el regreso a lo básico, a lo ya clásicamente sabido por el hombre, que pide a gritos salir de ese sótano en el que la mentalidad moderna -¡con pretexto de apertura!- lo había encerrado. Necesitamos un pensar claro y un querer firme. Esta es la verdadera formación de la persona. Este ideal (panaristós griego que significaba el ser lo mejor en todo), consciente o ignorado, pervive aún en el hombre contemporáneo, como en el de todos los tiempos”[2].

La aportación de Carlos Llano en materia de afectividad consiste en que no se deben ni se pueden ignorar los sentimientos, ni las emociones, ni las pasiones, porque eso sería eliminar un componente importante de lo que nos hace ser persona humana. La forma en la que la persona puede manejar su afectividad inteligentemente y haciendo un uso adecuado de su voluntad libre es mediante el desarrollo del carácter, lo que conducirá a la adquisición de virtudes, que no son más que hábitos operativos buenos en cuanto a que son correspondientes a la propia naturaleza humana. “La formación del carácter es, en cierto modo, la conjugación de una inteligencia clara y de una voluntad firme ante la escurridiza y asistemática sensibilidad (o sentimentalismo). No han de seguirse ciegamente los sentimientos, ni machacarlos de mala manera, sino encauzarlos hacia el ideal de mejora –mejora no de la sensibilidad o sentimentalidad sino del hombre-, del hombre que siente, que entiende, que quiere. El carácter es la armónica interrelación de estas tres dimensiones que se encuentran en el ser humano para que llegue a ser realmente tal, no para que se haga más pequeño (pensar superficial, querer inconstante, sentir indómito) o monstruoso (sensibilidad hipertrofiada, inteligencia chata y voluntad endeble; o bien inteligencia profunda pero sensibilidad dormida y voluntad inepta; o bien voluntad férrea, sensibilidad endurecida e inteligencia unívoca). Sólo existe progreso en el interior del hombre cuando se va logrando una armonía entre las distintas virtualidades que concurren en el ser humano. Pero este equilibrio, para ser racional y duradero, ha de conjugarse tanto en los hábitos como en las facultades operativas en donde estos se asientan”[3].

Artículo escrito bajo la dirección de Arturo Picos, director de la Cátedra UP-IPADE Carlos Llano.


[1] Llano Cifuentes, Carlos. Formación de la Inteligencia, la Voluntad y el Carácter. p. 5. Editorial Trillas. 1999.

[2] Ídem, ps. 6 y 7.

[3] Ídem, ps. 7 y 8.

carlos llano ebook acciones directivas y comunicacion integral

Topics: Acción directiva, Empresarios, Decisión

Laura Cremades Granja

Escrito por Laura Cremades Granja

Colabora con diferentes universidades y programas educativos tanto de manera presencial como en línea. Egresada del MEDE del IPADE, Maestría en Educación Familiar por la Universidad Panamericana, Diplomado en Finanzas por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, Ingeniera Biomédica por la Universidad Iberoamericana. Tiene experiencia trabajando en finanzas, planeación y capacitación en diferentes empresas del sector privado, social y gubernamental.

ebook constancia como eje

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Lists by Topic

see all

Artículos por tema

ver todos

Artículos Recientes