Management

Productividad y liderazgo

[fa icon="calendar"] 08-feb-2017 17:05:20 / por Miguel León Garza

Productividad_y_liderazgoJim Collins ha clasificado a los líderes con cinco niveles, de acuerdo a su grado de compromiso y desempeño (Collins, 2005)
Los líderes de un primer nivel hacen contribuciones productivas con base en su talento, conocimiento, habilidades y buenos hábitos de trabajo, en síntesis, hombres altamente capaces.

Los líderes del nivel dos destacan por su trabajo en equipo y porque son capaces de lograr resultados grupales.

El líder del nivel tres organiza e integra a las personas y recursos, para la búsqueda de objetivos predeterminados de una manera eficaz.

El líder  nivel cuatro es capaz de desarrollar una visión de futuro, clara y convincente, de tal manera que estimula a sus colaboradores para alcanzar estándares de alto desempeño.

El líder nivel cinco, aparte de tener una visión clara del futuro, lleva a cabo sus funciones con determinación y una genuina humildad. Su motivación está orientada hacia los demás.

Liderazgo y valores

James Hunter considera que para ser líder es importante ser honrado, digno de confianza, ejemplar, comprometido, atento, capaz de animar y exigir responsabilidad de su gente, tener una actitud positiva y entusiasta, apreciar a las personas y respetar la dignidad humana (Llano, 2004)

Sin embargo, la teoría de que el líder se forja mediante la posesión o adquisición de determinados rasgos, no es la única, existe también la idea de que lo importante no es el carácter sino, sobre todo, el comportamiento y la situación.

La verdadera delegación centrada en el desarrollo de capacidades, propia de un buen liderazgo, es la de confiar en los demás la tarea de hacerse a sí mismos. No se puede ayudar a los hombres, haciendo siempre por ellos lo que ellos pueden hacer por sí mismos, lo cual implica tratar a nuestros jefes, y si lo llegan a ser, en gran medida será por el tipo de liderazgo ejercido.

Los líderes deben reunir una serie de características y rasgos que podemos encontrar en personajes clave de la historia, por ejemplo, Winston Churchill, Nelson Mandela, Vaclac Havel, Mahatma Gandhi, John F. Kennedy, Lech Walesa, la madre Teresa.

Un grupo de educadores universitarios propone 6 elementos fundamentales del carácter que las instituciones tienen que inculcar en los jóvenes, y que fueron presentadas en las declaraciones de Aspen.

  • Integridad
  • Respeto
  • Responsabilidad
  • Equidad
  • Atención
  • Ciudadanía

En la misma declaración se agregan otras 6 características que destacan: sinceridad, lealtad, compasión obediencia, estar informado y participación en las votaciones.

Stephen Covey hace alusión a la vinculación entre la humildad y el liderazgo: “Si alguien asume roles y aspira demasiado alto como tributo a su vanidad y a su orgullo, se engañará gradualmente a sí mismo…Pero si sabe aceptar la verdad sobre sí mismo, desarrollará gradualmente un concepto más preciso de su propia persona”. La humildad es verdad, pero aplicada al conocimiento de lo que somos.

El “nuevo modo de hacer” requiere un “nuevo modo de ser” del líder (Llano, 2010) Un nuevo modo de ser consiste en potenciar ese ser que realmente somos, es decir, verdaderos hombres y mujeres de nuestro tiempo, líderes capaces de crear riqueza, de respetar el medio ambiente y de ser responsables del desarrollo social. El líder debe ser capaz de imaginar el futuro y de proponer una estrategia en función de los recursos con los que cuenta y los objetivos que pretende alcanzar.

En el libro The Power of Simplicity, Jack Trout (Trout, 1998), manifiesta “la importancia de tener una mente clara, sencilla –sin complicaciones- para el ámbito de los negocios. La carencia de esta cualidad es uno de los problemas más agudos particularmente en los países que buscan insertarse en el mundo de la economía global. Jack Trout establece que las técnicas aprendidas en las escuelas de negocios pueden ser muy útiles, pero el verdadero core business radica en una mente clara y simple”.

La simplicidad obliga a pensar en lo esencial y a clarificar. Ralph Waldo Emerson dejó dicho: “No hay nada tan simple como la grandeza; de hecho, ser simple es ser grande”.

Líderes solidarios

En México, a pesar de la compleja situación que se vive en la actualidad, existen líderes mexicanos que con ahínco y determinación trabajan todos los días superando adversidades y que están logrando un cambio desde sus trincheras.

Para ilustrar lo anterior, podemos mencionar el caso de Armando Ávila, actual vicepresidente de Manufactura del complejo Nissan en Aguascalientes.

Armando Ávila, egresado de uno de los Institutos Tecnológicos de Aguascalientes, ingresó a Nissan Mexicana como técnico en máquinas de control numérico. Su deseo por hacer las cosas bien y su incesante dedicación al trabajo lo llevaron a colaborar en diferentes departamentos de la planta, en donde obtuvo excelentes resultados.

En el año 2000, Nissan sufría una crisis en México, ante la incapacidad de cumplir con los programas de producción, y tras no cumplir con la entrega de más de 7,000 unidades del nuevo modelo Sentra tanto para el mercado mexicano, como para el de exportación.

En ese entonces, la administración japonesa era muy jerárquica y había muy poca comunicación entre los niveles gerenciales y los operativos. Ante esta situación, el corporativo decidió cambiar su estrategia al pasar el mando a la gente formada dentro de la organización capaz de entender la cultura de la empresa, el entorno local y la idiosincrasia de la mano de obra mexicana. El elegido para tomar el mando de las operaciones fue Armando Ávila, quien ha sido capaz de ejercer un liderazgo puesto al servicio de la organización.

Su primera decisión fue colocar su oficina en el centro de la planta para poder supervisar la operación desde el piso de producción. La segunda fue la de establecer dos juntas diarias. Estas medidas evitaban triangulaciones, todos los jugadores se encontraban presentes, los problemas se planteaban personalmente y ahí mismo se les buscaba solución.

Como parte de este mismo ejercicio, y con el fin de impulsar la producción, desarrolló un plan de acción en el que se reforzó la aplicación de los conceptos de manufactura esbelta originarios de Japón adaptados a la realidad mexicana. La producción de la planta pasó de 50 a 60 unidades por hora y, posteriormente, a 65 unidades por hora.

Todas estas acciones han llevado a que la planta de Aguascalientes sea la más productiva de la corporación Nissan-Renault en el mundo, y a una inversión adicional de 2 mil millones de dólares para construir un segundo complejo en Aguascalientes.

Con el grado de excelencia alcanzado en las instalaciones de Nissan Aguascalientes, se convierte en la opción número uno para instalarse en San Luis Potosí para aprovechar el avance en el proyecto abandonado por Ford Motor Company.

Este artículo ha sido extraído de una participación del profesor  Miguel León dentro del libro “La responsabilidad del porvenir”, cuyo coordinador es Arturo Oropeza García y fue publicado en el año 2016.

vida_consumista_carlos_llano

Topics: Liderazgo, productividad

Miguel León Garza

Escrito por Miguel León Garza

Professor at IPADE and Education Management Consultant.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Lists by Topic

see all

Artículos por tema

ver todos

Artículos Recientes