Filosofía

Epistemología y metafísica

[fa icon="calendar"] 23/06/16 6:30 / por Diego Espinoza Bustamante

Metafisica-Carlos-Llano

Es bien sabido que Llano abocó gran parte de su quehacer profesional a la empresa, aún cuando jamás dejó de lado su labor docente y sus inquietudes filosóficas. Podría decirse, con el miedo de caer en un reduccionismo, que el área de la filosofía que más interesaba a Llano era la metafísica, y en su intento por construir una “metafísica no-racionalista” aparecieron en su camino temas duros de epistemología. Con todo, cuando Llano se enfoca a lidiar con problemáticas epistemológicas, el hedor a metafísica aparece por completo. Por eso, quizá sea más preciso decir que el tema filosófico que más gustaba a Llano era la “metafísica del conocimiento”.

Este nombre puede resultar peyorativo o socarrón para algunos; sin embargo, creo que la metafísica del conocimiento es, sino el único camino, uno de los caminos más tradicionales y seguros para tratar filosóficamente temáticas que están íntimamente relacionadas con el funcionamiento del aparato cognitivo de los animales no-humanos y humanos, a propósito de evitar caer sin darnos cuenta en la disciplina de la psicología experimental.


Algunos señalamientos sobre la metafísica del conocimiento de Llano


La obra de Llano puede señalarse como un intento metafísico complejo y audaz. Carlos Llano estudia el conocimiento humano como el “vehículo”, el “medio”, no sólo entre las realidades externas y el yo fundamental, sino del yo fundamental para conocerse a sí mismo: el estudio gnoseológico humano tiene que ver con todo el hombre, y por ello, la gnoseología no es un estudio separado de la metafísica, sino al revés, y queda la duda de cuál será la diferencia en la práctica para el autor.

Por ello el análisis metafísico del conocimiento por parte de Carlos Llano dista mucho de ser un mero estudio del “conocimiento” y las formas de abordarlo. Sin el estudio de la facultad motriz de ese conocimiento, de la voluntad, el estudio es trunco y frustrado. Un conocimiento en cuanto conocimiento resulta absurdo, porque éste exige a todo el sujeto cognoscente, y, parafraseando a Tomás de Aquino: hic homo intelligit!, es este hombre el que entiende, no el intelecto, ni la voluntad sino el hombre por medio de ambas. Ya se puede ver por qué la gnoseología en Llano se relaciona directamente con la metafísica, pues la metafísica tiene como principal estudio al hombre como un todo; no es un estudio del ser del árbol o de la piedra, sino del hombre que accede a una realidad más alta que él, cuyo conocimiento no se logra mediante el modo abstractivo sino sólo por medio del proceso metafísico llamado separación.

Con este preámbulo podemos afirmar que el pensamiento de Llano se ha concentrado en los últimos 50 años en una sola realidad del universo, pero mediante la cual se accede a todo él, siendo, como lo diría Platón, un mikrokósmos: la persona. La finalidad principal en las obras antropológicas y de filosofía práctica es retomar el valor de la persona en la organización, no el sistema encima de la persona sino la persona siendo el exitus y el reditus de toda la organización llamada empresa. Sin embargo, estos estudios serían vacíos, sin sustento teórico adecuado, si no se basaran en sus análisis teóricos de la persona como un todo, y de sus dos facultades máximas, la inteligencia y la voluntad.

De ahí la importancia práctica de las obras empresariales de Llano: son la aplicación de sus fundamentos teóricos. La parte teórica o especulativa no se refiere al estudio del “conocimiento” sin más, porque el conocimiento es una acción, y ésta supone una sustancia, que es el metafísico que conoce, el científico que hace ciencia.

Descarga el siguiente Ebook de Carlos Llano:

Ebook Ética en la Universidad

Topics: Metafísica, Física y metafísica

Diego Espinoza Bustamante

Escrito por Diego Espinoza Bustamante

Licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana. Actualmente trabaja como adjunto de rectoría de la Universidad Panamericana y como Asistente de Investigador adscrito al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Sus intereses filosóficos tienen que ver con metafísica de la mente, metafilosofía, filosofía cristiana y teorías de la verdad. También le interesa la historia de la filosofía medieval, de la filosofía analítica y del pragmatismo americano, así como el cultivo de autores; por ejemplo, Santo Tomás de Aquino, Guillermo de Occam, John Dewey, Ludwig Wittgenstein y W. V. O. Quine.

desarrollo-carrera-profesional-carlos-llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog

Lists by Topic

see all

Artículos por tema

ver todos

Artículos Recientes