Filosofía

Shaftesbury, el ecologista

[fa icon="calendar"] 4/04/17 10:30 / por Joaquín Cruz Lamas

ShaftesburyAnthony Ashley Cooper, mejor conocido como Shaftesbury, fue uno de los autores más influyentes de su época, pero en la actualidad ha caído en el olvido y pocas personas saben de él. Para ponernos en contexto, Shaftesbury fue amigo y contemporáneo del filósofo inglés John Locke. Uno de los aspectos más relevantes de Shaftesbury fue su crítica a la modernidad. Quizá la nota distintiva de Shaftesbury es su visión estética que tenía del mundo. De acuerdo a esta visión, la belleza es un componente presente en el mundo, que está ahí para ser contemplado; la belleza no es algo para obtener un fruto o una ganancia a partir de ello, sino simplemente para admirarla.

 

Naturaleza y contemplación

Precisamente, ésta es una de las grandes críticas que Shaftesbury hace al pensamiento de su tiempo. La modernidad se ocupó de construir una concepción del mundo en la que el universo es percibido como una máquina cuyos movimientos y resultados son predecibles. Esto llevaba de la mano también la idea de que el mundo estaba ahí para que la humanidad obtuviera el mayor provecho a partir de los recursos que la naturaleza ponía a su disposición. La idea de que el mundo funciona como una máquina ya fue hace tiempo abandonada en el ámbito de la ciencia y la investigación; pero, en el día a día y en otros campos sigue muy en pie aquella visión cosmológica que interpreta la realidad como un escenario del devenir humano que puede ser aprovechado a gusto por sus principales habitantes. Tal visión ha sido sustentada incluso por argumentos que aluden a la exégesis bíblica, fundamentando en el libro del Génesis que la tierra tiene el propósito de ser aprovechada por el hombre de acuerdo a sus necesidades. Claro, la escritura dice que, en efecto, la tierra y sus criaturas son para el desarrollo del protagonista de la creación, es decir, el hombre. No saco el tema bíblico a colación por mera coincidencia ni por afán evangelizador, sino porque es importante recalcar que autores como el mismo John Locke toman muy en cuenta dicho pasaje del Génesis.

¿Significa que, porque lo dice la Biblia, la naturaleza está ahí, delante de la especie humana, para ser aprovechada como mejor le acomode al hombre? No. Shaftesbury fue uno de los autores que vio esto. La crítica que hizo entonces Shaftesbury a sus contemporáneos sigue siendo muy vigente y muy válida. Shaftesbury se dio cuenta de que los intelectuales de su tiempo se esforzaban por encontrarle un uso, un provecho, un resultado contable a la naturaleza, y que se estaban olvidando rápidamente de algo que habíamos heredado de la tradición clásica y del cristianismo: el simple deleite de contemplarla.

Shaftesbury, sin embargo, no incursionó demasiado en terrenos teológicos en este aspecto. Para él, la contemplación de la belleza de la naturaleza no tenía que tener necesariamente el objetivo de contemplar a Dios a través de ella; la contemplación de la belleza de la cual él hablaba se enfocaba en algo más inmediato, pero no por ello superficial: la aproximación a la belleza natural debía ser completamente desinteresada, esto es, admirar la belleza sin la intención de obtener ganancia o resultado alguno de ella. Sí: lo que proponía Shaftesbury es, de cierta forma, considerar a la naturaleza en su inutilidad; pero no digo inútil en sentido despectivo, sino inútil en tanto que buscamos de ella simplemente el goce que surge a partir de su contemplación.

¿La crítica de Shaftesbury es actual? Sí. Nuestro tiempo es una época en la que buscamos en nuestro entorno lo inmediato y lo útil, lo que nos obtenga alguna ganancia que podamos contar. Esa actitud egoísta, para bien o para mal, la heredamos de la modernidad y es la misma que nos ha llevado a abusar de la naturaleza. Al atentar contra ella también hemos atentado contra nosotros mismos. Ahora, a cientos de años de Shaftesbury, las consecuencias de nuestro apetito voraz se pueden ver claramente en el entorno. El problema es actual y la crítica también; no en vano el Papa Francisco ha escrito una encíclica respecto a nuestra actitud frente a la naturaleza.

 

Ebook Ética en la Universidad

 

Topics: Filosofía, Ecologista

Joaquín Cruz Lamas

Escrito por Joaquín Cruz Lamas

Joaquín Cruz Lamas es filósofo egresado de la Universidad Panamericana, sus temas de interés en la filosofía son la estética y la filosofía de arte. Ha formado parte de la compañía de teatro de la Universidad Panamericana desde 2012. Es escritor y colabora con el periódico "El Hidrocálido" desde 2011. Es colaborador de la revista digital "LOGOS". Es miembro co-fundador del grupo estudiantil "NOUS" que se dedica a la difusión de la filosofía entre jóvenes. Fue presidente del consejo de alumnos de la carrera de filosofía de 2015 a 2016. Actualmente es asistente de investigación del IPADE y promotor de la carrera de música de la UP.

Ebook Libertad y Educación Cátedra Carlos Llano

Suscríbete a las notificaciones de este blog